Feeds:
Posts
Comments

Posts Tagged ‘reflexiones’

ESCRITOS CORRUPCIÓN Y PAZ COLOMBIA 2017

(y su contexto)

*

 

El año pasado, el 2016, escribimos críticamente sobre el proceso de paz en Colombia (link ), en particular antes y después del plebiscito que ganó el “NO” contra todo pronóstico. Dicho resultado fue negado de manera anti-democrática y anti-ética. Ese es el contexto específico de los escritos que siguen a continuación.

Ahora, en el 2017, escribimos sobre la corrupción en Colombia. No es necesario ser un genio para ver la conexión entre la primera problemática y la segunda. Sin embargo, como se verá en los siguiente escritos, hay muchos que defienden la paz a como de lugar, incluso a través de medios corruptos. Consideramos también que los que creen ser los menos corruptos, pueden llegar a ser los más corruptos. Ahí el peligro omnipresente de la corrupción tanto privada como pública.

Afortunadamente, a diferencia de tantos columnistas y periodistas y demás personajes “importantes” de Colombia,  nadie nos ha pagado un peso por estos escritos. Tampoco nos han dado cargos o diplomas a través de ellos. Simplemente los hemos compartido, como los anteriores, en Facebook. Creemos que escribiremos menos y menos al respecto, simplemente porque creemos que escribiríamos palabras demasiado similares! Además sabemos que usted lector sabe mucho mejor qué hacer.

Escribimos en medio de circunstancias que algunos cercanos conocen, escribimos por amor a  Colombia y a Canadá; y sobretodo por el respeto y admiración a las palabras de Aristóteles acerca de la importancia de crear una ciudadanía ética y políticamente educada. Aristóteles, el modelo.

(Nota 1: Para tweets/tuits y columnas encontrarán el link, casi siempre, luego de una reflexión –—a veces corta, a veces larga (!)— acerca del tema.)

(Nota 2, Octubre 1 de 2017:

Y así como lo hicimos en el 2016 —–cuando dejamos de escribir por muchos meses sobre Colombia, hasta ya entrado el 2017—– ahora también dejaremos de escribir sobre Colombia hasta el 2018. Si a una sola persona le sirvió lo que escribimos durante estos largos últimos meses nos damos por bien servidos. Para nosotros es siempre un placer escribir y reflexionar. Quedan recopilados en nuestro blog.
Pero no sobra decir que se ha vuelto costumbre escribir y comentar día a día, segundo a segundo. Pero la realidad es que hay unos principios éticos y políticos que van mucho más allá del día a día. Estos principios son los que guían ahora y siempre, no dependiendo de circustancias históricas particulares, el quehacer politico. Esos principios los da Aristóteles en sus textos ético-políticos, textos que siguen y complementan la tradición inaugurada por Sócrates. Porque Sócrates se INVENTÓ el análisis filosófico de lo político. Impresionante. Y no sobra tampoco recordar que Sócrates no escribió una sola palabra, creemos, no porque le faltara tiempo para hacerlo, sino para indicar de manera inequívoca que la vida de la reflexión —la vida filosófica– es una realidad vital, una realidad de carne y hueso que nada escrito puede captar o explicitar. La reflexión permanente es un modo de vida.
Hasta el 2018, año que definirá el futuro de Colombia para siempre.)

 

*

 

Osuna.

Screen Shot 2017-09-01 at 7.57.56 PM

____________

 

Nada como escuchar a un corrupto, pero poderoso, hablando de que en absoluto es corrupto.

(Pero bueno, eso lo escuchamos muchas, pero muchas veces, en nuestras vidas, de poderosos y nada poderosos.)

 

 

____________

 

El corrupto fiscal anti-corrupción mostrando orgulloso su libro. Clave para entender la epidemia de corrupción en Colombia.

 

 

____________

Ahora todo es cizaña. Que si digo “a” cizaña; que si digo “b”,
cizaña. Cizaña … la suya.

¿Quiere salir de la cizaña?

Entonces cuando hable o escriba –y sobretodo, cuando piense– hágalo a través de argumentos. Fácil.

Lo díficil. Que aprender a argumentar toma toda una vida que entre otras cosas requiere:

1) aprender a gustarle los argumentos,

2) aprender a gustarle evaluar buenos y malos argumentos a través de la razón,

SOBRETODO,

3) aprender a leer y leer y leer a quienes –especialmente si va a hablar de lo político—- han dado los más sofisticados y relevantes argumentos para comprender las posibilidades del ámbito político (Locke, Rousseau, Montesquieu, DeTocqueville, Marx, Hobbes, Aristóteles, Platón, Maquiavelo, Biblia, Santo Tomás Moro, Aquino, Lincoln …)

4) comenzar a entender la relación entre a) argumentación, b) carácter y c) retórica. (Acerca del triángulo Aristotélico puede aprender acá:https://prezi.com/7snss9sqhkoi/aristotles-rhetorical-triangle/ )

5) preferiblemente venir de una cultura que valore los argumentos (e.g., el valor de “public speaking” en los Estados Unidos —–de tanta importancia—- que los debates presidenciales cobran un valor sui generis)

y finalmente,

6) tener el ingenio, humor y amor-propio suficiente como para atacar la cizaña que desconoce de argumentos; no tratando de convercerla, sino silenciándola. ¡Porque a veces hay que ser al menos el doble de cizañero que el cizañero! (Y en casos extremos, evitándola, o usando los recursos legales disponibles)

Nota 1: ¿Quiere aprender sobre argumentación? Aquí puede hacer un curso completo gratis. ¿Único detalle? En inglés.

link

Nota 2: Otro sitio excelente,

link

Nota 3: Sin lugar a duda, el mejor texto introductorio sobre los más importantes argumentos políticos de la historia, es del Profesor Pangle y tiene versión electrónica para el app Kindle:

link

y gratis, acá:

link

____________

A manera de resumen, la división en Colombia se puede entender así:

Grupo A: Para algunos la paz con las farc es SEPARADA de la corrupción. Es más, para esos mismos, la paz es —en su imaginario– la que algún día futuro acabará usando su intensa luz la oscura corrupción, sobretodo la corrupción institucional. A estos se les puede llamar “los iluminados”. La paz es el INSECTICIDA de la corrupción.

Grupo B: Para otros la paz con las farc es el RESULTADO de la corrupción. Es más, para esos mismos, la paz –en su imaginario— es el camino disfrazado (como el cuento de las ovejas) hacia la máxima corrupción posible, la corrupción del alma de un pueblo y la entrega de la ibertad y la vida a unos pocos. A estos se les puede llamar “los realistas” . La paz es el ABONO de la corrupción.

La mayoría de colombianos pertenecen al Grupo B, como lo indican las encuestas. La ONU pertenece al Grupo A. La arrogancia de los iluminados —ahora miembros de la JEP— y sus deseos nunca cuestionados (como ocurrió en el plebiscito del 2016) son el impulso para ese rechazo de la población colombiana.

Sin duda alguna nosotros pertenecemos al Grupo B, y lo hacemos con orgullo. Colombia debe en su mayoría redefinir el proceso de paz hacia este Grupo B. Así la paz no destruirá la libertad sino que la hará más real.

 

____________

http://www.semana.com/opinion/articulo/perla-presidencial/533318

Cuando lo que suena bonito es lo más peligroso. En la paz como en el amor.

Que en 2018 Colombia recupere su libertad real frente al modelo internacionalista/cosmopolita que nos cogió —–gracias a Santos y su grandísimo ego—- de “conejillos de indias”.

Santos, como hemos indicado desde 2016, es el presidente del “mundo”, no el Presidente de los colombianos/as.

Santos es el presidente de la “historia”, no el de la historia diaria de los colombianos/as.

Santos cree que lo eligió la ONU, no los colombianos/as.

Santos es el Presidente de la forma, no del contenido.

Por todo eso es tan poco querido. Pero, peor, por todo lo anterior, esa falta de amor que le tienen sus ciudadanos/as —–antes que ser motivo de preocupación y tristeza para él—- es motivo de orgullo. Un líder que se enorgullece de no ser querido (sobrado dice: “estoy dispuesto a entregar toda mi popularidad”). Eso, sólo un líder vacuo.

Es esa actitud lo que CONFIRMA todo lo anterior, y mucho más.

____________

Aniversario del Plebiscito 2016 ganado por el NO:

Hoy hace un año la posible paz estable y duradera dejó de ser posible porque sus defensores, los del “sí”, prefirieron sus sueños tramposos a la realidad de saber —-en sus mentes y sus corazones— que habían perdido un plebiscito frente a sus compatriotas.

El deseo ilimitado de paz no solo mató la paz —por más decretos y decretos que se pasen— sino que hizo aceptable la idea de que por un fin todo medio vale; es decir, se blindó la corrupción en las tres ramas gubernamentales. No nos sorprende que el 2017 sea el año de mayor corrupción en la corrupta historia colombiana. Por la paz todo vale.

Ser mal perdedor es el comienzo del ser corrupto. Blindar la paz de maneras ilegales e inmorales, la más cruda corrupción. Ahora hasta homenajean a criminales de lesa humanidad, sin siquiera haber pasado por justicia alguna. Celebrar sin merecerlo, eso cualquier niño/a lo sabe, es el origen del alma corrupta. Celebrar la masacre inhumana, la muerte del espíritu.

En resumen: al negar la victoria del “no” en el amañado plebiscito por la paz del 2016, la historia de Colombia se distanció irremediablemente de la verdad. La historia de la paz recibió una herida mortal.

En ese sentido, ya un año después, es que la JEP resulta, en gran medida, una mentira compartida. Allí, quienes ganaron el plebiscito “fair and square” como dicen en inglés, revivirán esa herida que los silenció “permanentemente”.

 

____________

Aniversario del Plebiscito 2016 ganado por el NO:
Referente al amañado plebiscito por la paz del 2016.
“NO es NO”, es una frase central de la defensa contra la violación sexual.
En Colombia por la paz, “NO ES SI”.
¿Me entiende?
____________

Aniversario del Plebiscito 2016 ganado por el NO:

El “NO” tenía razón (aniversario del plebiscito)

https://www.elespectador.com/opinion/el-no-tenia-razon-aniversario-del-plebiscito-columna-715754

____________

Aniversario del Plebiscito 2016 ganado por el NO:
El “sí¨frente a su propio espejo solitario.

____________

Los del “sí”, un año después y siguen con lo mismo:

Si el Plebiscito lo gana el NO, se acaba la Paz.

Si ganan los que no quieren la JEP, se acaba la Paz.

Si no dejan x, se acaba la Paz

Si no dejan y, se acaba la Paz.

Todo lo que no sea lo que nosotros pensamos, acaba la Paz.

Déjennos hacer la paz en paz. No molesten.

____________

Aniversario del Plebiscito 2016 ganado por el NO:
Vía Hassan.
Qué lindos que son los conejos, ¿no?
Sííííí.

 

____________

Aniversario del Plebiscito 2016 ganado por el NO:

Como mañana es el aniversario del plebiscito del 2016 en Colombia, plebiscito que contra todo pronóstico ganó el “no”, ya hay tuits que leen de la siguiente manera:

“Estoy orgullosa/o de haber votado ´sí´.”

Lo aterrador es que hablan como si hubieran ganado el plebiscito.

Ser mal perdedor es el camino directo hacia la corrupción. No en vano hay una conexión directa entre el 2016 y el 2017, entre la paz mal forjada y la corrupción imperante.

 

____________

 Palabras de los del “sí” en la “paz” de Colombia:

Antes del Plebiscito:

A A A A A A A A A A

Pierden el Plebiscito:

A A A A A A A A A A A x3

Encuestas revelan que los/as colombianos/as no apoyan el tratado de paz con farc:

A A A A A A A A A A A A x 7

La corrupción inunda todas las ramas políticas, especialmente las judiciales:

A A A A A A A A A A A A x 9

Aniversario de Pérdida del Plebiscito:

A A A A A A A A A A A A x 11

Pierden elecciones en el 2018:

A = 0

Muy hábiles los del sí, o bueno, los que les quedan. No enseñan, no educan …… son expertos en dirigir, obligar y callar.

____________
Aniversario del Plebiscito 2016 ganado por el NO:

Hace un año escribimos esto.

Nunca imaginamos la capacidad delirante de algunos de los del “sí”. Ya escribimos un aparte sobre esto hoy. Por sus acciones, la paz dejó de ser la paz real de todos, para convertirse en la paz ilusoria de unos pocos.

 

____________

El caos de la paz. No sobra indicar que bajo ciertas concepciones políticas de la izquierda este caos es PRECISAMENTE EL CAMINO para obtener el poder.

Querido colombiano/a del común: usted es simplemente una fichita para su juego. Luego, si no les gusta esa fichita que es usted, pues la esconderán. En otras palabras, lo esconderán a usted.

____________

Las primeras palabras, las palabras ideales de la JEP —y sus privilegiados miembros— para con sus ciudadanos deberían ser:

“Queridos/as ciudadanos/as, sabemos del nivel degradante de corrupción a la que ha caído toda la esfera a la que pertenecemos y por medio de la cual ahora nos entregan poderes incluso más altos que la misma constitución que ustedes defienden y dan vida real día a día. Poderes entregados en medio de una crisis total de confianza y después de que todos las encuestas indican que una gran mayoría de ustedes no está de acuerdo con este tratado y, por ende, no están de acuerdo con nuestra existencia y los poderes exagerados que ahora poseemos. Humildemente nos preparamos para lo que viene, a sabiendas de que es posible que nuestra misma elección pueda no ser totalmente defensible. Antes que pretender ser sabios, sabemos lo ignorantes que hemos sido a cada paso de nuestro desarrollo personal y laboral.”

Las palabras reales serán:

“Estamos aquí para salvarlos queridos ciudadanos. No se preocupen. Hagan caso.”

____________

La arrogancia de la paz que desconoce cualquier límite. El mismo que dijo que si ganaba el NO, todo se acababa. Metiendo miedo y ni así ganaron el plebiscito.

 

____________

 

Palabras como estas son las que harán que la paz que negó un plebiscito, y se fundó en la corrupción, sea tranformada seriamente en el 2018. El desagradable.

____________

A Santos nada le da vergüenza.

http://www.wradio.com.co/escucha/archivo_de_audio/esta-paz-es-con-puestos-para-los-que-voten-la-jep-y-sin-puestos-para-los-que-no-la-voten/20171003/oir/3597611.aspx

____________

 

La JEP. COLUMNA CRUCIAL.

“Pero el problema no es ese. Consiste en que el tribunal de la JEP no refleja las distintas visiones de los colombianos frente al acuerdo suscrito entre el Gobierno y las Farc. En eso presenta un complicado déficit democrático. Y por ello amenaza con trasladar, con cero reconciliación, la confrontación de la lucha armada al escenario judicial.”

link

____________

La JEP y la memoria del criminal de lesa humanidad JOJOY.

____________

Como a nosotros nos importa muy poco lo importante que una persona sea —pregúntele a cualquiera que nos conoce—- no sabemos quién es Uprimmy. Pero luego de leerlo muchas veces, ya sabemos mejor. Es el escudero de la JEP, el Sancho Panza de la JEP y la paz de Santos.

Al igual que Sancho Panza, quien protegía a Don Quijote —-obra monumental que hemos leído dos veces de comienzo a fin por lo absolultamente cómica y hermosa que resulta—– Uprimmy es un protector. Es EL protector.

Sancho Panza era el protector de los sueños descabellados de su Superior, el noble y desquiciado Don Quijote. Sancho ayudaba a proteger a quien imaginaba gigantezcos monstruos en molinos. Don Quijote nos llena de alegrías y dolores compartidos; pero sobretodo de risas. Incluso al morir, Don Quijote prohibe a todos llorar. Imagínese el por qué. Loco, loco hasta el final. No es difícil amar a Don Quijote y a Sancho.

Uprimmy protege los molinos de su Don Quijote, Doña Paz. Su JEP nació de un hurto: pero el molino de la imaginación hace imposible ver hasta lo obvio y fundamental. Pero encubrir el hurto de luz ética si que es ir más lejos que Don Quijote mismo. Para Uprimmy, la JEP ES la salvación. Pero, a diferencia, cuando Sancho Panza intenta robar —porque uno no vive de molinos ilusorios (!)—- Don Quijote lo castiga ejemplarmente.

¿Pero en qué se diferencia Uprimmy y su JEP a Sancho Panza de manera fundamental? En lo siguiente. En sus aventuras Don Quijote y Sancho tienen muchas conversaciones. Y resultan muy cómicas por la diferencia en lenguaje que usan. Sancho usa millares de dichos populares para expresarse; Don Quijote el lenguaje del letrado, del caballero, de la élite.

Uprimmy y los suyos —incluyendo los letrados de la JEP—- son del segundo tipo. Es por ESO que ni la JEP ni la PAZ son populares entre los colombianos/as del común. Pero ya sabemos qué responderán. Que ahora sí serán populares. No hay fin para el dedicado a la protección, para el guardaespalda. El molino impulsado por los vientos de la paz es un gigante indestructible como Don Quijote nos ha enseñado.

Y para terminar. Nada mejor que ver a alguien que cree en la JEP comenzar su columna con Churchill y su famosa crítica a la democracia. Es un claro ejemplo de un chiste que sólo es para académicos y letrados. Nosotros preferimos el humor y la humanidad de Cervantes.

https://www.elespectador.com/opinion/la-jep-columna-715769

Ver también:

https://www.elespectador.com/…/los-prejuicios-contra-el-tri…

 

____________

La JEP.

“La JEP es considerada la joya de la corona, la almendra, el núcleo, en fin, lo más pétreo de los acuerdos de La Habana. Es la gran conquista de una guerrilla ya derrotada en el plano militar. Es vista así por las izquierdas y los amigos de una paz a cualquier precio, incluso, al de arrasar la Constitución y las instituciones. Pero, para las mayorías del país, las que ganaron con el NO el plebiscito de hace un año, es la corona de espinas con la que se inicia en forma el nuevo orden sonado por las guerrillas que no es otro que el de imponer en Colombia su modelo comunista, marxista leninista, su política de venganza contra el uribismo y todo aquello que huela a paramilitarismo y su verdad histórica que los dejará en el sitial de víctimas del sistema, perseguidos y excluidos que se vieron obligados a tomar las armas.”

https://www.elespectador.com/opinion/jep-golpe-de-gracia-la-democracia-colombiana-columna-715965

____________

Hay los “Invictus Games” y hay la JEP. Escoja Colombia.

(La suerte de haberlos vivido acá en Toronto: link  )

____________

 

La JEP es tan diversa y representativa que no representa al 75% de colombianos/as que no le creen. (!)

Paz de élites para élites: élites de la guerra como las farc, élites económicas como Santos, élites periodísticas y élites académicas como muchas.

____________

Como van con todo por la JEP, sin remordimiento alguno, pues tocará ir con todo contra la JEP. Y como tocar enfrentar una JEP obtenida a través de medios oscuros y en un medio oscuro, nos llamarán toda clase de cosas. Preferimos eso a la trampa.

____________

La JEP:

“Tenemos que reinventar nuestra historia de violencia. Tenemos que reinventar nuestra historia de 1819 al 2017. Pero olvidemos el 2016 y su incómodo plebiscito. Así tendremos una historia patria completa y verdadera y justa. Olvidemos por nuestro bien. Recordemos por nuestro bien. ” (!)

____________

Súper título: “Tenemos JEP, camarada”

link

____________

Osuna. La JEP.

22008301_10155846420383413_3014489420964679323_n

____________

Nueva columna acerca de la ética y la corrupción en Colombia. Al menos ahora el escritor hace alusión a la ética de la Grecia Clásica; la de Sócrates, Platón, Aristóteles y Tucídides. Dice el columnista en dos pasajes:

1. “Desde la mirada Griega, la ética es el arte político de saber elegir, saber referirse al otro, reconocerlo en su integralidad, y saber coexistir. ”

y

2. “Para los filósofos Platón y Aristóteles la ética es hacer justicia, decir la verdad y actuar bien, principios olvidados por líderes políticos y ciudadanía en general.”

Desafortunadamente, el escritor hace una lectura muy supérflua de la pregunta por la justicia en la obra de los clásicos griegos. No son completamente verdaderas sus palabras.

La filosofía politica clásica, antes que simplemente decir que “la ética es hacer justicia”, se PREGUNTA: ¿Qué es la justicia? No dan ellos un manual que uno sigue para ser ético y punto. Si fuese así, pues entonces a repartir copias de sus obras y a poner a los ciudadanos a memorizarlas! Como cuando quieren regalar constituciones en ciertos países!

Es cierto que las obras clásicas están llenas de CIERTAS virtudes que consideran sin lugar a duda como centrales para el desarollo de una ciudadanía responsable. Entre ellas el coraje. Pero no mencionan otras que el columnista sí hace, por ejemplo ” la inclusión”. Y jamás, pero jamás, estarían de acuerdo con estas palabras del columnista:

“Las altas presiones sociales o económicas que la gente vive sin solución alguna provocan actuaciones equivocadas que terminan lamentablemente en hurtos, muertes o prisión.”

Sea como fuere, incluso cuando mencionan las virtudes, los pensadores clásicos no lo hacen como un listado simplista para repetir y ejecutar en la realidad política. Para ni siquiera mencionar que las virtudes que ellos mencionan son radicalmente antimodernas, es decir, poco democráticas, en su naturaleza (piénsese en el valor de la magnanimidad —-“megalopsuchia”—- atribuida por Platón y Aristóteles al gran líder político).

Al contrario, como su punto de partida es PREGUNTAR, “qúe es la justicia” —– y no simplemente dar una receta vacía de lo que es “ser bueno”—— los pensadores políticos griegos, entonces comienzan una árdua labor para dilucidar elementos importantes, y a la vez problemáticos, en lo que se refiere a la naturaleza de la justicia y su realización política en particular, bajo contextos específicos.

Una de las consecuencias de dicho proceder es comenzar a considerar la relación que hay entre justicia y el regimen político al cual uno pertenece. Si la justicia es buscar el “bien común”, entonces, ese bien depende de a qué tipo de régimen uno pertenece. Ser justo en una monarquía como la de Arabia Saudita, no es lo mismo que ser justo en un democracia como la canadiense o la colombiana. Sólo mire los intentos por instaurar democracias occidentales en Medio Oriente, para que vea. Es más, ni siquiera pareciera ser lo mismo ser justo en la democracia estadounidense que en la canadiense, aunque ambas son democracias representativas! Portar armas es parte de la justicia y libertad en los Estados Unidos; portar armas en Canadá es bien difícil de hacer. Incluso a la tiranía de Venezuela, el régimen la llama es “democracia directa”, y por ende, desde su perspectiva miope, “justa”.

Como el poder político es quien DETERMINA el régimen de una sociedad, entonces determina lo que ha de considerarse como “justo” o como “no justo”. En la monarquía es injusto creer que todos somos iguales; en la democracia es injusto creer que no todos somos iguales. Precisamente POR ESO es la pelea para obtener el poder político. ¡Para determinar lo que es la justicia!

Pero, entonces cómo saber cuál noción de justicia es la más apegada a la verdad, si unos defienden la monarquía, otros la democracia, incluso otros la tiranía como la de Maduro. ¿Cómo podemos siquiera decir que Maduro es un tirano, con certeza?

Pues bien, el proyecto clásico, al preguntarse por la justicia, revela las fortalezas y debilidades de los diversos regímenes —la democracia, la oligarquía, la monarquía, la tiranía—- para así poder dar luz, en la compleja realidad, acerca de cómo tratar de sanar los regímenes existentes hacia una posición que en la medida de lo posible sea más y más beneficiosa para los ciudadanos/as del régimen mismo. Es decir, todo régimen puede mejorarse con vista en ciertos presupuestos que la filosofia clásica desarrolla. Dos de estos presupuestos son: a) cualquier análisis político debe comenzar desde el lenguaje político mismo de los ciudadanos (no desde un lenguaje utópico o académico irreal), y b) se debe mirar con detenimiento la diferenciación y la tensión entre lo que es el “ser humano justo” y el “ser humano bueno”. Sólo si se da esta diferencia entonces podemos encontrar elementos que permitan juzgar si un régimen es o no tiránico; es, o no, la mejor democracia posible; es, o no, la mejor monarquía posible. Sólo de esta manera se puede encaminar TODO régimen, ya sea democrático, oligárquico, monárquico, e incluso tiránico, hacia al mejor régimen posible.

Lecturas serias y detenidas de La República y Las Leyes de Platón, y de La Política y La Ética Nicomáquea de Aristóteles, son el camino para mejor comprender los dilemas de la justicia, y por ende la corrupción que se da incluso en nombre de la justicia misma. La columna desafortunadamente no nos ayuda en esa lectura seria y detenida.

link

 

____________

Of Bill Clinton it is said that he said: “It is the economy, stupid.” He thus became President.

Applied to Maduro, and other tyrants like him, it would read: “It is the Army, stupid.”

NEVER, NEVER, lose control of your Army. This is ESSENTIAL for the future of Colombia.

(more…)

Advertisements

Read Full Post »

COMMENTARY ON ARISTOTLE’S NICOMACHEAN ETHICS: BOOK I, 6

(For the nature of the sections see the “General Introduction”, here.)

Abbreviations: Ar. = Aristotle, AQ= Aquinas, NE = Nicomachean Ethics, EE= Eudemian Ethics

NICOMACHEAN ETHICS

BOOK I

CHAPTER SIX

As for the universal [good], perhaps it is better to examine it and to go through the perplexities involved in the ways it is spoken of, although undertaking such an inquiry is arduous, because the men who introduced the forms are dear. But perhaps it might be held to be better, and in fact to be obligatory, at least for the sake of preserving the truth, to do away with even one’s own things, specially for those who are philosophers. For although both are dear, it is a pious thing to honor the truth first.

Now, those who conveyed this opinion did not make ideas pertain to those cases in which they spoke of the prior and posterior: hence they did not set up an idea of numbers either. But the good is spoken of in relation to what something is, and in relation to what sort of thing it is, and as regards its relation to something: but that which is the thing in itself –that is, the being —is prior by nature to any relation it has (for it is like an offshoot and accident of the being). As a result, there would not be any common idea pertaining to these things

And further, the good is spoken of in as many ways as is the term is —for the good is spoken of in relation to what something is (for example the god and intellect); as for what sort of thing something is, the good is spoken of as the virtues; as for how much something is, it is spoken of as the measured amount; in its relation to something, as what is useful; as regards time, as the opportune moment; as regards place, as the [right] location; and other things of this sort [Since all this is so,] it is clear that the good would not be something common, universal, and one. For if that were the case, it would not be spoken of in all the categories but in one alone.

And further, since there is a single science of things that pertain to a single idea, there would also be some single science of all the good things. But as things stand, there are many sciences even of the things that fall under a single category –for example, the opportune moment: in war, it is generalship, in illness, medicine; and in the case of the measured amount of nourishment, on the one hand it is medicine, but in that of physical exertions, on the other, it is gymnastic training.

But someone might be perplexed as to whatever they mean by the “thing-as-such”, if in fact the very same account of human being pertains both to “human being-as-such” and to a given human being. For in the respect in which each is a human being, they will not differ at all. And if this is so, [then neither the good as such nor a good thing will differ] in the respect in which each is good. Moreover, the good will not be good to a greater degree by being eternal either, if in fact whiteness that lasts a long time will not be whiter than that which lasts only a day.

The Pythagoreans seem to speak more persuasively about it by positing the One in the column of the goods, and it is indeed they whom Speusippus seems to follow. But about these things let there be another argument.

A certain dispute over the points stated begins to appear, because the arguments made [by the proponents of the forms] do not concern every good: things pursued and cherished by themselves are spoken of in reference to a single form, but what produces these (or in some way preserves them or prevents their contraries) is spoken of as being good on account of the former sorts of goods and in a different manner. It is clear, then, that the good things would be spoken of in two senses: those that are good in themselves, others that are good on account of these.

Separating the things good in themselves from those that are advantageous, then, let us examine whether the former are spoken of in reference to a single idea. What sort of things might one posit as being good in themselves? Is it so many things as are in fact pursued for themselves alone —-for example, exercising prudence and seeing, as well as certain pleasures and honor? For even if we pursue these on account of something else as well, nonetheless one might posit them as being among the things that are good in themselves. Or is nothing good in itself except the idea? The result will be that the form [abstracted from all individual things] is pointless. But if in fact these things [that is, exercising prudence, seeing and the like] are among the things good in themselves, the definition of the good will need to manifest itself as the same in all cases, just as the definition of whiteness is the same in the case of snow and in that of white lead. But the definitions of honor, prudence and pleasure are distinct and differ in the very respect in which they are goods. It is not the case, therefore, that the good is something common in reference to a single idea.

But how indeed are they spoken of [as good]? For they are not like things that share the same name by chance. It is by dint of their stemming from one thing or because they all contribute to one thing? Or is it more that they are such by analogy? For as there is sight in the body, so there is intellect in the soul, and indeed one thing in one thing, another in another. But perhaps we ought to leave these consideration be for now: to be very precise about them would be more appropriate to another philosophy. The case is similar with the idea as well: even if there is some one good thing that is predicated [of things] in common,, or there is some separate thing, itself in itself, it is clear that it would not be subject to action or capable of being possessed by a human being. But it is some such thing that is now being sought.

Perhaps someone might be of the opinion that it is better to be familiar with it, with a view to those goods that can be possessed and are subject to action. By having this [universal good] as a sort of model, we will to greater degree know also the things that are good for us; and if we know them, we will hit on them. Now, the argument has a certain persuasiveness, but it seems to be inconsistent with the sciences. For although all sciences aim at some good and seek out what is lacking, they pass over knowledge of the good itself. And yet it is not reasonable for all craftsmen to be ignorant of so great an aid and not even to seek it out.

A further perplexity too is what benefit the weaver or carpenter might gain, in relation to his own art, by known this same good, or how he who has contemplated the idea itself will be a more skilled physician or general. For it appears that the physician does not examine even health this way, but inquires rather into the health of a human being and even more, perhaps into that of this particular human being. For he treats patients individually.

And let what pertains to these things be stated up to this point.”

(NE, 1096a11-1097a14; Aristotle´s Nicomachean Ethics, Bartlett, Robert, and Collins, Susan; University of Chicago, Chicago, 2011)

I. PRIVATE PUZZLES

1) Why exactly can’t Ar. seem to get his argument going? Why does he lead us into a third and even more complex, not to say impossible (from the point of view of practical things), digression? Put bluntly, does one imagine a Pericles/Xenophon/Thucydides listening intently? Is a Pericles/Xenophon/Thucydides, so interested in THESE perplexities? But if not, then WHO are we speaking to in terms of the ETHICAL? To philosophy students? Wouldn’t that be utterly ODD, if we seek to respect the dignity of the practical (as that appears to be clearly the objective of the previous two digressions!)? Shouldn’t one, as well, ask more explicitly what is the actual relation between these three digressions (from the type of student, to the kind of methodology, to a discussion of the erroneous views of his friends on the absolute good)? Are we ascending in some sense to more and more impenetrable perplexities? Or do they stand at the same level of importance? Moreover, why does Ar. indeed connect the second and third digressions in the EE BOOK I, Ch. 8 1218a15-ff; “They ought in fact to demonstrate….”) and does NOT so proceed in the NE (see section IV below)? Is it because he wants us in the NE to assume a more active role in OUR coming to see the sources of our perplexities? And what are we to make of the very LENGTH of the digression? I mean, doesn’t AQ. actually divide his commentary into three sections, while our translators only deal with one very long and complex one? But leaving this aside, why is it SO important to get THIS one right? Why is our stance on the Forms/Ideas, the crux of the matter, so to speak? And, very importantly, why does Ar. go, as rarely he does in his Ethics, into his much less practical works, for instance, the Categories? Is he telling us that, in the end, we DO need some such vocabulary to get clear of our PRACTICAL perplexities? However, IF his audience has a dual character, then what are the less philosophically inclined to do with this section? For it is clear, notions like substance, predicates, the “thing-as-such” etc… are NOT the concern of the practical, and much less so –at least explicitly— of the political art? And putting it provocatively, isn’t this why one does NOT find any mention of the “Theory of the Forms” in the work of Xenophon (or Alfarabi, for that matter)? And isn’t this , in part, why modern philosophy and political science departments —with their modern procedural approaches—- find Xenophon, who knew of this Socratic tradition, rather irrelevant? Isn’t the overwhelming amount of academic writings of Plato´s “Theory of Ideas”, precisely, in part, what reveals the stance of OUR modern philosophy departments as regards the practical arena? But doesn’t this reveal a certain perplexing blindness which Ar. DOES see? Isn’t this why he explicitly tells us that these concerns are those of another kind of philosophy which can actually harm praxis as we saw in previous commentaries? Again, is this to safeguard the dignity and independence of the practical sphere in its own terms? But then, why even mention them, if they belong elsewhere? So, shouldn’t we conclude that Ar. is purposely confronting his audience with such complexities PRECISELY to get clear on how HE will, at least initially, move away from them? For it is clear, the idea of the ideas will NOT ever return to the argument in the NE, will they? And surely at the end of the NE we are not asked to go read the Categories or the Metaphysics, but rather to go read the Politics, aren´t we (with some exceptions, perhaps, dealing with the private education which BOOK X defends, so that SOME may read both)? In other words, is it perhaps that his audience, at least part of it, has already been misled by those who attended Plato’s Academy? Don’t they clearly still have in their minds all the Apology affair (which Ar. did not witness)? Isn’t Ar. rather troubled by the radical nature of the rhetorical skills used in the Republic, even if he might agree with its core dialectics? Doesn’t he see that such philosophical projects undermine the practical so that the relation between the practical and the speculative reach insolvable breakdowns of communication (to use modern language)? But if THIS is true, don’t we and Ar. also know that Plato wrote his more mature The Laws, where such critiques are better responded? Furthermore, as regards the Straussian interpretation of the so-called Platonic “Theory of the Forms” (for instance, Blooms famous reading of The Republic as a comic response to Aristophanes´s Clouds, or Strauss´s own unique conception; see section IV below) , then why exactly does one not find anything “comic” about Ar.’s presentation of these ideas? Doesn’t HE seem to think that Plato took them seriously? Or is it rather that he is criticizing a rather incomplete, not to say an erroneous interpretation of Plato’s thought (as one could easily see, for instance, also in the very purposely minimalistic critique of Plato’s communism in Politics Book II)? For surely Ar. seems to CONVENIENTLY forget that these theories appear in DIALOGUES with all the dramatic complexities that this entails ( and we know Ar. himself wrote many dialogues as well!)? So why does he find it “convenient” to leave these obvious, yet crucial, issues aside? For aren’t we to realize that, for instance, the presentation of the ideas in the Republic is given precisely within Socrates’ description of three incredible waves that Socrates himself tells us are so utterly incomprehensible they will hardly be believed? (see section IV below for references to the ideas in the Republic). Isn’t this perhaps THE key to this subsection? Isn’t it perhaps the key to the relationship between Plato and Aristotle as Alfarabi saw it (see beginning of The Philosophy of Aristotle: “Aristotle sees the perfection of man as Plato sees it and more.”; Mahdi p. 71, )

  (more…)

Read Full Post »

Educación,  interculturalidad y estudios del lenguaje.

(Breve ensayo para posible concurso académico.)

Aunque son múltiples los senderos que podemos seguir para intentar esclarecer, así sea tan sólo inicialmente, la complejísima relación entre educación, interculturalidad y los estudios de lenguaje, escogeré enfocarme en aquellos senderos que he recorrido en mi proceso de aprendizaje investigativo. Pero antes de entrar de lleno en ellos deseo enfatizar que, dada mi experiencia vital integral, resulta claro que cualquier investigación de la tríada educación-cultura-lenguaje se verá infinitamente enriquecida  —y cobrará un sentido de realidad y veracidad particulares—- si se ha tenido la fortuna y la dedicación para integrar en la vida propia los siguientes cuatro elementos que giran en torno a la temática del lenguaje,  y que inevitablemente van más allá de la simple experiencia académica.

Estos cuatros aspectos que considero claves para una real comprensión de las dinámicas lingüísticas son: 1) el hecho mismo de aprender varios idiomas, lo que nos enfrenta directamente con las dinámicas del aprendizaje y sus particularidades individuales (en mi caso, aprendizaje del inglés, francés y griego antiguo; para no mencionar los desarrollos artísticos paralelos), 2) vivir por largos periodos de tiempo en la cultura misma dentro de la cual el lenguaje cobra su dinámica vital en tanto ”forma de vida” (en mi caso, ciudadano colombo-canadiense con títulos en ambos países y largos periodos de vida en sus diversas culturas, la latina, la anglosajona y la francesa de Québec), 3) el haber podido realizar una multiplicidad de lecturas académicas correspondientes a la temática en cuestión (en mi caso, i) la concepción de la dinámica lingüística a partir de la obra de Charles Taylor, y ii) la concepción —altamente crítica de la filosofía tayloriana— de lo que es una educación liberal fundada en la filosofía política clásica a partir de la reinterpretación de la vida socrática realizada por Leo Strauss y su estudiante Thomas Pangle),  y  finalmente, 4) la posibilidad diaria de enseñar/traducir  el idioma que buscamos comprender en su real y cambiante complejidad (en mi caso, enseñanza del idioma inglés por más de una década, y traductor oficial tanto en Colombia como en Canadá).

A mi modo de ver, al poder incorporar estos cuatros elementos vitales y conceptuales, logramos tener mejores herramientas ——herramientas más humildes y autocríticas——- para intentar siquiera entrar a considerar el enigma que es el lenguaje humano y su relación con la educación. Sobretodo, con respecto a la educación en el sentido griego liberal de las cosas y su postura crítica frente a la dominante, constantemente aplaudida y siempre solicitada sobre-especialización; sobresegura sí, pero muchas veces irrelevante y vacua. Porque parece que cada vez sabemos más en detalle, pero de lo menos relevante. Y porque es claro que la comprensión del lenguaje es inevitablemente, particularmente, el camino privilegiado para la auto-comprensión.

Dados los anteriores elementos quisiera simplemente enfocar la líneas de investigación que de hecho he realizado con respecto al lenguaje hasta estos momentos (¡interrumpidos por la aparición de la enfermedad y su particular lenguaje!), lineamientos sobretodo fundamentados ——a la manera de Aristóteles—— en la idea de que el ser humano es un ser, en parte, por naturaleza político. Es lo político lo que abre, sin lugar a duda, y de manera privilegiada, la particular triada educación-interculturalidad-lenguaje. O como lo dice el programa mismo de su facultad: “lo anterior nace del convencimiento de que solo a través del lenguaje se ejercen los derechos civiles y sin su manejo adecuado el ciudadano estará siempre sometido a la exclusión. “

¿Qué ejemplos dinámicos de interculturalidad podríamos mencionar, hablando concretamente de las investigaciones ya realizadas? Al menos, y de manera muy sumaria, los siguientes cuatro: (more…)

Read Full Post »