Feeds:
Posts
Comments

Posts Tagged ‘Colombia’

******
Escritos Visita Papa Francisco a Colombia 2017
******
Screen Shot 2017-09-25 at 6.23.02 PM
 
_______________
 
 
Texto completo. Rueda de Prensa del Papa Francisco en vuelo a Roma
_______________

 

Deja el Papa a la Bogotá que nos vio nacer, deja a una ciudadanía –la violenta sobretodo— que debe entender que su violencia no hace sino hacerle daño a todos y a todas. La macabra del Bronx, incluida. La pobreza no lo permite todo.

Pero difícil. Un ejemplo, de muchos.

Hacia el 2002 sufrimos nuestro segundo mal-llamado “paseo millonario” en Bogotá. Les ahorraré los detalles más horribles, tal vez los relate luego. Pero lo cierto es que una vez en el taxi y “encañonado” por ambos lados en el asiento trasero –mirando para abajo para no ver la cara de los conciudadanos tan, pero tan, enfermos en su alma— pasamos por el puente de la 68 con 30. Desde el puente se ve el cementerio de Chapinero. Por un momento miré de reojo a los asaltantes, no sé ni por qué, pero vi lo que no hubiera deseado ver jamás.

Todos, con armas en mano, se persignaron.

¿Me entiende?

_______________
Ahora sí que el Papa Francisco parte, veremos para qué lado se reconcilia Colombia. (!)
_______________
Tin tin tin, y arranca el Primer Round cortesía del objetivo Espectador.
 
_______________

La honestidad del Papa Francisco acerca de su limitada comprensión del ámbito político:

“De verdad, no entiendo el mundo de la geopolítica. Es muy fuerte para mí. Creo que, con lo que veo, hay una lucha de intereses que, se me escapa, no lo puedo explicar, de verdad. Pero lo otro importante: no se toma conciencia. Pienso en Cartagena hoy: ¿Esto es justo? ¿Se puede tomar conciencia?”

Un ejemplo sería el siguiente: sus repetidas solicitudes a la ONU para que sea la ONU quien “solucione” ciertos problemas políticos actuales.

_______________

Quien haya seguido la visita del Papa Francisco con cierto entusiasmo debiera preguntarse —–e intentar responder lo mejor posible para sí mismo/a—– cuál es la posible relación entre estas tres memorables frases del Papa:

1. “Basta con una persona buena para que haya esperanza”

2. “No nos quedemos en dar el primer paso, sino que sigamos caminando juntos para ir al encuentro del otro”

3. ““No se dejen robar la alegría, no se dejen robar la esperanza”

Tal vez intentemos nosotros dar cierta luz al respecto, posteriormente. Una vista, así sea mínima, debiera mostrar al lector/a qué tan complejo sería interrelacionar estas tres frases.


A manera de ejemplo, pregúntese:
¿Por qué quien es el “único” bueno, debe dar el primer paso hacia el otro, si esto tal vez llevaría a que le robaran su alegría? Y muchas otras preguntas más complejas que esa. Y si no me cree, piense en la historia de Lot.(Frases aparecen aquí:  link  )
 
 
 
_______________
 

Como último comentario acerca de la visita del Papa Francisco a Colombia, debemos comentar que un aspecto en el que la visión del Papa difiere radicalmente de la tradición republicana clásica está en el rol de los que tienen medios/riqueza —muchas veces familias con cierta historia—- dentro de la política. No se cansa el Papa Francisco de indicar que quien tiene dinero, y sobretodo quien ama el dinero, es mejor que no participe en política. El mensaje del Papa es tal, que a veces ni se separan esas dos condiciones.

Está equivocado —no, equivocadísimo— el Papa; no nos da miedo indicarlo. ¿Qué nos da la seguridad de saber que la visión del Papa es injusta con el ámbito político? Las palabras de Aristóteles acerca del rol de la magnanimidad (“megalopsuchia”) dentro de la vida política en su obra ética. Y no se requiere sino mirar brevemente el listado de virtudes que da Aristóteles y contrastarlas con las virtudes de la tradición católica, para ver el por qué. Y de igual manera no sorprende cómo, cuando Santo Tomás Aquino interpreta a Aristóteles, reduce esas virtudes —y sobretodo la magnanimidad— a un segundo plano. Están en todo su derecho, pero es más difícil autoconsiderarse aristotélicos cuando realizan estas reinterpretaciones que terminan hablando otro lenguaje totalmente diferente.

Y lo crucial, es que esta interpretación del Papa puede generar aún más daño del que ha generado en sociedades como Colombia y Venezuela. Es hora ya de recuperar el valor de la magnanimidad en lo político tal y como lo defiende Aristóteles en el LIbro IV de la Ética Nicomáquea. Para no mencionar otros temas ligados al anterior como el valor de la propiedad privada para la estabiidad y libertad de todo ámbito político.

El camino de la verdad no lo abre sólo la fe. El camino de la verdad lo abre también el pensamiento y la reflexión política. La fe, también, puede ser una adicción. (Para no mencionar lo obvio acerca de las propiedades del la Iglesia misma.)

(more…)

Advertisements

Read Full Post »

ESCRITOS CORRUPCIÓN Y PAZ COLOMBIA 2017

(y su contexto)

*

 

El año pasado, el 2016, escribimos críticamente sobre el proceso de paz en Colombia (link ), en particular antes y después del plebiscito que ganó el “NO” contra todo pronóstico. Dicho resultado fue negado de manera anti-democrática y anti-ética. Ese es el contexto específico de los escritos que siguen a continuación.

Ahora, en el 2017, escribimos sobre la corrupción en Colombia. No es necesario ser un genio para ver la conexión entre la primera problemática y la segunda. Sin embargo, como se verá en los siguiente escritos, hay muchos que defienden la paz a como de lugar, incluso a través de medios corruptos. Consideramos también que los que creen ser los menos corruptos, pueden llegar a ser los más corruptos. Ahí el peligro omnipresente de la corrupción tanto privada como pública.

Afortunadamente, a diferencia de tantos columnistas y periodistas y demás personajes “importantes” de Colombia,  nadie nos ha pagado un peso por estos escritos. Tampoco nos han dado cargos o diplomas a través de ellos. Simplemente los hemos compartido, como los anteriores, en Facebook. Creemos que escribiremos menos y menos al respecto, simplemente porque creemos que escribiríamos palabras demasiado similares! Además sabemos que usted lector sabe mucho mejor qué hacer.

Escribimos en medio de circunstancias que algunos cercanos conocen, escribimos por amor a  Colombia y a Canadá; y sobretodo por el respeto y admiración a las palabras de Aristóteles acerca de la importancia de crear una ciudadanía ética y políticamente educada. Aristóteles, el modelo.

(Nota 1: Para tweets/tuits y columnas encontrarán el link, casi siempre, luego de una reflexión –—a veces corta, a veces larga (!)— acerca del tema.)

(Nota 2, Octubre 1 de 2017:

Y así como lo hicimos en el 2016 —–cuando dejamos de escribir por muchos meses sobre Colombia, hasta ya entrado el 2017—– ahora también dejaremos de escribir sobre Colombia hasta el 2018. Si a una sola persona le sirvió lo que escribimos durante estos largos últimos meses nos damos por bien servidos. Para nosotros es siempre un placer escribir y reflexionar. Quedan recopilados en nuestro blog.
Pero no sobra decir que se ha vuelto costumbre escribir y comentar día a día, segundo a segundo. Pero la realidad es que hay unos principios éticos y políticos que van mucho más allá del día a día. Estos principios son los que guían ahora y siempre, no dependiendo de circustancias históricas particulares, el quehacer politico. Esos principios los da Aristóteles en sus textos ético-políticos, textos que siguen y complementan la tradición inaugurada por Sócrates. Porque Sócrates se INVENTÓ el análisis filosófico de lo político. Impresionante. Y no sobra tampoco recordar que Sócrates no escribió una sola palabra, creemos, no porque le faltara tiempo para hacerlo, sino para indicar de manera inequívoca que la vida de la reflexión —la vida filosófica– es una realidad vital, una realidad de carne y hueso que nada escrito puede captar o explicitar. La reflexión permanente es un modo de vida.
Hasta el 2018, año que definirá el futuro de Colombia para siempre.)

 

*

 

Osuna.

Screen Shot 2017-09-01 at 7.57.56 PM

____________

 

Nada como escuchar a un corrupto, pero poderoso, hablando de que en absoluto es corrupto.

(Pero bueno, eso lo escuchamos muchas, pero muchas veces, en nuestras vidas, de poderosos y nada poderosos.)

 

 

____________

 

El corrupto fiscal anti-corrupción mostrando orgulloso su libro. Clave para entender la epidemia de corrupción en Colombia.

 

 

____________

Ahora todo es cizaña. Que si digo “a” cizaña; que si digo “b”,
cizaña. Cizaña … la suya.

¿Quiere salir de la cizaña?

Entonces cuando hable o escriba –y sobretodo, cuando piense– hágalo a través de argumentos. Fácil.

Lo díficil. Que aprender a argumentar toma toda una vida que entre otras cosas requiere:

1) aprender a gustarle los argumentos,

2) aprender a gustarle evaluar buenos y malos argumentos a través de la razón,

SOBRETODO,

3) aprender a leer y leer y leer a quienes –especialmente si va a hablar de lo político—- han dado los más sofisticados y relevantes argumentos para comprender las posibilidades del ámbito político (Locke, Rousseau, Montesquieu, DeTocqueville, Marx, Hobbes, Aristóteles, Platón, Maquiavelo, Biblia, Santo Tomás Moro, Aquino, Lincoln …)

4) comenzar a entender la relación entre a) argumentación, b) carácter y c) retórica. (Acerca del triángulo Aristotélico puede aprender acá:https://prezi.com/7snss9sqhkoi/aristotles-rhetorical-triangle/ )

5) preferiblemente venir de una cultura que valore los argumentos (e.g., el valor de “public speaking” en los Estados Unidos —–de tanta importancia—- que los debates presidenciales cobran un valor sui generis)

y finalmente,

6) tener el ingenio, humor y amor-propio suficiente como para atacar la cizaña que desconoce de argumentos; no tratando de convercerla, sino silenciándola. ¡Porque a veces hay que ser al menos el doble de cizañero que el cizañero! (Y en casos extremos, evitándola, o usando los recursos legales disponibles)

Nota 1: ¿Quiere aprender sobre argumentación? Aquí puede hacer un curso completo gratis. ¿Único detalle? En inglés.

link

Nota 2: Otro sitio excelente,

link

Nota 3: Sin lugar a duda, el mejor texto introductorio sobre los más importantes argumentos políticos de la historia, es del Profesor Pangle y tiene versión electrónica para el app Kindle:

link

y gratis, acá:

link

____________

A manera de resumen, la división en Colombia se puede entender así:

Grupo A: Para algunos la paz con las farc es SEPARADA de la corrupción. Es más, para esos mismos, la paz es —en su imaginario– la que algún día futuro acabará usando su intensa luz la oscura corrupción, sobretodo la corrupción institucional. A estos se les puede llamar “los iluminados”. La paz es el INSECTICIDA de la corrupción.

Grupo B: Para otros la paz con las farc es el RESULTADO de la corrupción. Es más, para esos mismos, la paz –en su imaginario— es el camino disfrazado (como el cuento de las ovejas) hacia la máxima corrupción posible, la corrupción del alma de un pueblo y la entrega de la ibertad y la vida a unos pocos. A estos se les puede llamar “los realistas” . La paz es el ABONO de la corrupción.

La mayoría de colombianos pertenecen al Grupo B, como lo indican las encuestas. La ONU pertenece al Grupo A. La arrogancia de los iluminados —ahora miembros de la JEP— y sus deseos nunca cuestionados (como ocurrió en el plebiscito del 2016) son el impulso para ese rechazo de la población colombiana.

Sin duda alguna nosotros pertenecemos al Grupo B, y lo hacemos con orgullo. Colombia debe en su mayoría redefinir el proceso de paz hacia este Grupo B. Así la paz no destruirá la libertad sino que la hará más real.

 

____________

http://www.semana.com/opinion/articulo/perla-presidencial/533318

Cuando lo que suena bonito es lo más peligroso. En la paz como en el amor.

Que en 2018 Colombia recupere su libertad real frente al modelo internacionalista/cosmopolita que nos cogió —–gracias a Santos y su grandísimo ego—- de “conejillos de indias”.

Santos, como hemos indicado desde 2016, es el presidente del “mundo”, no el Presidente de los colombianos/as.

Santos es el presidente de la “historia”, no el de la historia diaria de los colombianos/as.

Santos cree que lo eligió la ONU, no los colombianos/as.

Santos es el Presidente de la forma, no del contenido.

Por todo eso es tan poco querido. Pero, peor, por todo lo anterior, esa falta de amor que le tienen sus ciudadanos/as —–antes que ser motivo de preocupación y tristeza para él—- es motivo de orgullo. Un líder que se enorgullece de no ser querido (sobrado dice: “estoy dispuesto a entregar toda mi popularidad”). Eso, sólo un líder vacuo.

Es esa actitud lo que CONFIRMA todo lo anterior, y mucho más.

____________

Aniversario del Plebiscito 2016 ganado por el NO:

Hoy hace un año la posible paz estable y duradera dejó de ser posible porque sus defensores, los del “sí”, prefirieron sus sueños tramposos a la realidad de saber —-en sus mentes y sus corazones— que habían perdido un plebiscito frente a sus compatriotas.

El deseo ilimitado de paz no solo mató la paz —por más decretos y decretos que se pasen— sino que hizo aceptable la idea de que por un fin todo medio vale; es decir, se blindó la corrupción en las tres ramas gubernamentales. No nos sorprende que el 2017 sea el año de mayor corrupción en la corrupta historia colombiana. Por la paz todo vale.

Ser mal perdedor es el comienzo del ser corrupto. Blindar la paz de maneras ilegales e inmorales, la más cruda corrupción. Ahora hasta homenajean a criminales de lesa humanidad, sin siquiera haber pasado por justicia alguna. Celebrar sin merecerlo, eso cualquier niño/a lo sabe, es el origen del alma corrupta. Celebrar la masacre inhumana, la muerte del espíritu.

En resumen: al negar la victoria del “no” en el amañado plebiscito por la paz del 2016, la historia de Colombia se distanció irremediablemente de la verdad. La historia de la paz recibió una herida mortal.

En ese sentido, ya un año después, es que la JEP resulta, en gran medida, una mentira compartida. Allí, quienes ganaron el plebiscito “fair and square” como dicen en inglés, revivirán esa herida que los silenció “permanentemente”.

 

____________

Aniversario del Plebiscito 2016 ganado por el NO:
Referente al amañado plebiscito por la paz del 2016.
“NO es NO”, es una frase central de la defensa contra la violación sexual.
En Colombia por la paz, “NO ES SI”.
¿Me entiende?
____________

Aniversario del Plebiscito 2016 ganado por el NO:

El “NO” tenía razón (aniversario del plebiscito)

https://www.elespectador.com/opinion/el-no-tenia-razon-aniversario-del-plebiscito-columna-715754

____________

Aniversario del Plebiscito 2016 ganado por el NO:
El “sí¨frente a su propio espejo solitario.

____________

Los del “sí”, un año después y siguen con lo mismo:

Si el Plebiscito lo gana el NO, se acaba la Paz.

Si ganan los que no quieren la JEP, se acaba la Paz.

Si no dejan x, se acaba la Paz

Si no dejan y, se acaba la Paz.

Todo lo que no sea lo que nosotros pensamos, acaba la Paz.

Déjennos hacer la paz en paz. No molesten.

____________

Aniversario del Plebiscito 2016 ganado por el NO:
Vía Hassan.
Qué lindos que son los conejos, ¿no?
Sííííí.

 

____________

Aniversario del Plebiscito 2016 ganado por el NO:

Como mañana es el aniversario del plebiscito del 2016 en Colombia, plebiscito que contra todo pronóstico ganó el “no”, ya hay tuits que leen de la siguiente manera:

“Estoy orgullosa/o de haber votado ´sí´.”

Lo aterrador es que hablan como si hubieran ganado el plebiscito.

Ser mal perdedor es el camino directo hacia la corrupción. No en vano hay una conexión directa entre el 2016 y el 2017, entre la paz mal forjada y la corrupción imperante.

 

____________

 Palabras de los del “sí” en la “paz” de Colombia:

Antes del Plebiscito:

A A A A A A A A A A

Pierden el Plebiscito:

A A A A A A A A A A A x3

Encuestas revelan que los/as colombianos/as no apoyan el tratado de paz con farc:

A A A A A A A A A A A A x 7

La corrupción inunda todas las ramas políticas, especialmente las judiciales:

A A A A A A A A A A A A x 9

Aniversario de Pérdida del Plebiscito:

A A A A A A A A A A A A x 11

Pierden elecciones en el 2018:

A = 0

Muy hábiles los del sí, o bueno, los que les quedan. No enseñan, no educan …… son expertos en dirigir, obligar y callar.

____________
Aniversario del Plebiscito 2016 ganado por el NO:

Hace un año escribimos esto.

Nunca imaginamos la capacidad delirante de algunos de los del “sí”. Ya escribimos un aparte sobre esto hoy. Por sus acciones, la paz dejó de ser la paz real de todos, para convertirse en la paz ilusoria de unos pocos.

 

____________

El caos de la paz. No sobra indicar que bajo ciertas concepciones políticas de la izquierda este caos es PRECISAMENTE EL CAMINO para obtener el poder.

Querido colombiano/a del común: usted es simplemente una fichita para su juego. Luego, si no les gusta esa fichita que es usted, pues la esconderán. En otras palabras, lo esconderán a usted.

____________

Las primeras palabras, las palabras ideales de la JEP —y sus privilegiados miembros— para con sus ciudadanos deberían ser:

“Queridos/as ciudadanos/as, sabemos del nivel degradante de corrupción a la que ha caído toda la esfera a la que pertenecemos y por medio de la cual ahora nos entregan poderes incluso más altos que la misma constitución que ustedes defienden y dan vida real día a día. Poderes entregados en medio de una crisis total de confianza y después de que todos las encuestas indican que una gran mayoría de ustedes no está de acuerdo con este tratado y, por ende, no están de acuerdo con nuestra existencia y los poderes exagerados que ahora poseemos. Humildemente nos preparamos para lo que viene, a sabiendas de que es posible que nuestra misma elección pueda no ser totalmente defensible. Antes que pretender ser sabios, sabemos lo ignorantes que hemos sido a cada paso de nuestro desarrollo personal y laboral.”

Las palabras reales serán:

“Estamos aquí para salvarlos queridos ciudadanos. No se preocupen. Hagan caso.”

____________

La arrogancia de la paz que desconoce cualquier límite. El mismo que dijo que si ganaba el NO, todo se acababa. Metiendo miedo y ni así ganaron el plebiscito.

 

____________

 

Palabras como estas son las que harán que la paz que negó un plebiscito, y se fundó en la corrupción, sea tranformada seriamente en el 2018. El desagradable.

____________

A Santos nada le da vergüenza.

http://www.wradio.com.co/escucha/archivo_de_audio/esta-paz-es-con-puestos-para-los-que-voten-la-jep-y-sin-puestos-para-los-que-no-la-voten/20171003/oir/3597611.aspx

____________

 

La JEP. COLUMNA CRUCIAL.

“Pero el problema no es ese. Consiste en que el tribunal de la JEP no refleja las distintas visiones de los colombianos frente al acuerdo suscrito entre el Gobierno y las Farc. En eso presenta un complicado déficit democrático. Y por ello amenaza con trasladar, con cero reconciliación, la confrontación de la lucha armada al escenario judicial.”

link

____________

La JEP y la memoria del criminal de lesa humanidad JOJOY.

____________

Como a nosotros nos importa muy poco lo importante que una persona sea —pregúntele a cualquiera que nos conoce—- no sabemos quién es Uprimmy. Pero luego de leerlo muchas veces, ya sabemos mejor. Es el escudero de la JEP, el Sancho Panza de la JEP y la paz de Santos.

Al igual que Sancho Panza, quien protegía a Don Quijote —-obra monumental que hemos leído dos veces de comienzo a fin por lo absolultamente cómica y hermosa que resulta—– Uprimmy es un protector. Es EL protector.

Sancho Panza era el protector de los sueños descabellados de su Superior, el noble y desquiciado Don Quijote. Sancho ayudaba a proteger a quien imaginaba gigantezcos monstruos en molinos. Don Quijote nos llena de alegrías y dolores compartidos; pero sobretodo de risas. Incluso al morir, Don Quijote prohibe a todos llorar. Imagínese el por qué. Loco, loco hasta el final. No es difícil amar a Don Quijote y a Sancho.

Uprimmy protege los molinos de su Don Quijote, Doña Paz. Su JEP nació de un hurto: pero el molino de la imaginación hace imposible ver hasta lo obvio y fundamental. Pero encubrir el hurto de luz ética si que es ir más lejos que Don Quijote mismo. Para Uprimmy, la JEP ES la salvación. Pero, a diferencia, cuando Sancho Panza intenta robar —porque uno no vive de molinos ilusorios (!)—- Don Quijote lo castiga ejemplarmente.

¿Pero en qué se diferencia Uprimmy y su JEP a Sancho Panza de manera fundamental? En lo siguiente. En sus aventuras Don Quijote y Sancho tienen muchas conversaciones. Y resultan muy cómicas por la diferencia en lenguaje que usan. Sancho usa millares de dichos populares para expresarse; Don Quijote el lenguaje del letrado, del caballero, de la élite.

Uprimmy y los suyos —incluyendo los letrados de la JEP—- son del segundo tipo. Es por ESO que ni la JEP ni la PAZ son populares entre los colombianos/as del común. Pero ya sabemos qué responderán. Que ahora sí serán populares. No hay fin para el dedicado a la protección, para el guardaespalda. El molino impulsado por los vientos de la paz es un gigante indestructible como Don Quijote nos ha enseñado.

Y para terminar. Nada mejor que ver a alguien que cree en la JEP comenzar su columna con Churchill y su famosa crítica a la democracia. Es un claro ejemplo de un chiste que sólo es para académicos y letrados. Nosotros preferimos el humor y la humanidad de Cervantes.

https://www.elespectador.com/opinion/la-jep-columna-715769

Ver también:

https://www.elespectador.com/…/los-prejuicios-contra-el-tri…

 

____________

La JEP.

“La JEP es considerada la joya de la corona, la almendra, el núcleo, en fin, lo más pétreo de los acuerdos de La Habana. Es la gran conquista de una guerrilla ya derrotada en el plano militar. Es vista así por las izquierdas y los amigos de una paz a cualquier precio, incluso, al de arrasar la Constitución y las instituciones. Pero, para las mayorías del país, las que ganaron con el NO el plebiscito de hace un año, es la corona de espinas con la que se inicia en forma el nuevo orden sonado por las guerrillas que no es otro que el de imponer en Colombia su modelo comunista, marxista leninista, su política de venganza contra el uribismo y todo aquello que huela a paramilitarismo y su verdad histórica que los dejará en el sitial de víctimas del sistema, perseguidos y excluidos que se vieron obligados a tomar las armas.”

https://www.elespectador.com/opinion/jep-golpe-de-gracia-la-democracia-colombiana-columna-715965

____________

Hay los “Invictus Games” y hay la JEP. Escoja Colombia.

(La suerte de haberlos vivido acá en Toronto: link  )

____________

 

La JEP es tan diversa y representativa que no representa al 75% de colombianos/as que no le creen. (!)

Paz de élites para élites: élites de la guerra como las farc, élites económicas como Santos, élites periodísticas y élites académicas como muchas.

____________

Como van con todo por la JEP, sin remordimiento alguno, pues tocará ir con todo contra la JEP. Y como tocar enfrentar una JEP obtenida a través de medios oscuros y en un medio oscuro, nos llamarán toda clase de cosas. Preferimos eso a la trampa.

____________

La JEP:

“Tenemos que reinventar nuestra historia de violencia. Tenemos que reinventar nuestra historia de 1819 al 2017. Pero olvidemos el 2016 y su incómodo plebiscito. Así tendremos una historia patria completa y verdadera y justa. Olvidemos por nuestro bien. Recordemos por nuestro bien. ” (!)

____________

Súper título: “Tenemos JEP, camarada”

link

____________

Osuna. La JEP.

22008301_10155846420383413_3014489420964679323_n

____________

Nueva columna acerca de la ética y la corrupción en Colombia. Al menos ahora el escritor hace alusión a la ética de la Grecia Clásica; la de Sócrates, Platón, Aristóteles y Tucídides. Dice el columnista en dos pasajes:

1. “Desde la mirada Griega, la ética es el arte político de saber elegir, saber referirse al otro, reconocerlo en su integralidad, y saber coexistir. ”

y

2. “Para los filósofos Platón y Aristóteles la ética es hacer justicia, decir la verdad y actuar bien, principios olvidados por líderes políticos y ciudadanía en general.”

Desafortunadamente, el escritor hace una lectura muy supérflua de la pregunta por la justicia en la obra de los clásicos griegos. No son completamente verdaderas sus palabras.

La filosofía politica clásica, antes que simplemente decir que “la ética es hacer justicia”, se PREGUNTA: ¿Qué es la justicia? No dan ellos un manual que uno sigue para ser ético y punto. Si fuese así, pues entonces a repartir copias de sus obras y a poner a los ciudadanos a memorizarlas! Como cuando quieren regalar constituciones en ciertos países!

Es cierto que las obras clásicas están llenas de CIERTAS virtudes que consideran sin lugar a duda como centrales para el desarollo de una ciudadanía responsable. Entre ellas el coraje. Pero no mencionan otras que el columnista sí hace, por ejemplo ” la inclusión”. Y jamás, pero jamás, estarían de acuerdo con estas palabras del columnista:

“Las altas presiones sociales o económicas que la gente vive sin solución alguna provocan actuaciones equivocadas que terminan lamentablemente en hurtos, muertes o prisión.”

Sea como fuere, incluso cuando mencionan las virtudes, los pensadores clásicos no lo hacen como un listado simplista para repetir y ejecutar en la realidad política. Para ni siquiera mencionar que las virtudes que ellos mencionan son radicalmente antimodernas, es decir, poco democráticas, en su naturaleza (piénsese en el valor de la magnanimidad —-“megalopsuchia”—- atribuida por Platón y Aristóteles al gran líder político).

Al contrario, como su punto de partida es PREGUNTAR, “qúe es la justicia” —– y no simplemente dar una receta vacía de lo que es “ser bueno”—— los pensadores políticos griegos, entonces comienzan una árdua labor para dilucidar elementos importantes, y a la vez problemáticos, en lo que se refiere a la naturaleza de la justicia y su realización política en particular, bajo contextos específicos.

Una de las consecuencias de dicho proceder es comenzar a considerar la relación que hay entre justicia y el regimen político al cual uno pertenece. Si la justicia es buscar el “bien común”, entonces, ese bien depende de a qué tipo de régimen uno pertenece. Ser justo en una monarquía como la de Arabia Saudita, no es lo mismo que ser justo en un democracia como la canadiense o la colombiana. Sólo mire los intentos por instaurar democracias occidentales en Medio Oriente, para que vea. Es más, ni siquiera pareciera ser lo mismo ser justo en la democracia estadounidense que en la canadiense, aunque ambas son democracias representativas! Portar armas es parte de la justicia y libertad en los Estados Unidos; portar armas en Canadá es bien difícil de hacer. Incluso a la tiranía de Venezuela, el régimen la llama es “democracia directa”, y por ende, desde su perspectiva miope, “justa”.

Como el poder político es quien DETERMINA el régimen de una sociedad, entonces determina lo que ha de considerarse como “justo” o como “no justo”. En la monarquía es injusto creer que todos somos iguales; en la democracia es injusto creer que no todos somos iguales. Precisamente POR ESO es la pelea para obtener el poder político. ¡Para determinar lo que es la justicia!

Pero, entonces cómo saber cuál noción de justicia es la más apegada a la verdad, si unos defienden la monarquía, otros la democracia, incluso otros la tiranía como la de Maduro. ¿Cómo podemos siquiera decir que Maduro es un tirano, con certeza?

Pues bien, el proyecto clásico, al preguntarse por la justicia, revela las fortalezas y debilidades de los diversos regímenes —la democracia, la oligarquía, la monarquía, la tiranía—- para así poder dar luz, en la compleja realidad, acerca de cómo tratar de sanar los regímenes existentes hacia una posición que en la medida de lo posible sea más y más beneficiosa para los ciudadanos/as del régimen mismo. Es decir, todo régimen puede mejorarse con vista en ciertos presupuestos que la filosofia clásica desarrolla. Dos de estos presupuestos son: a) cualquier análisis político debe comenzar desde el lenguaje político mismo de los ciudadanos (no desde un lenguaje utópico o académico irreal), y b) se debe mirar con detenimiento la diferenciación y la tensión entre lo que es el “ser humano justo” y el “ser humano bueno”. Sólo si se da esta diferencia entonces podemos encontrar elementos que permitan juzgar si un régimen es o no tiránico; es, o no, la mejor democracia posible; es, o no, la mejor monarquía posible. Sólo de esta manera se puede encaminar TODO régimen, ya sea democrático, oligárquico, monárquico, e incluso tiránico, hacia al mejor régimen posible.

Lecturas serias y detenidas de La República y Las Leyes de Platón, y de La Política y La Ética Nicomáquea de Aristóteles, son el camino para mejor comprender los dilemas de la justicia, y por ende la corrupción que se da incluso en nombre de la justicia misma. La columna desafortunadamente no nos ayuda en esa lectura seria y detenida.

link

 

____________

Of Bill Clinton it is said that he said: “It is the economy, stupid.” He thus became President.

Applied to Maduro, and other tyrants like him, it would read: “It is the Army, stupid.”

NEVER, NEVER, lose control of your Army. This is ESSENTIAL for the future of Colombia.

(more…)

Read Full Post »

NUESTROS ESCRITOS SOBRE EL PROCESO DE PAZ COLOMBIANO A LO LARGO DE ESTE AÑO 2016. 

¿Por qué estos escritos?

Porque nos tomamos en serio la posición aristotélica de la participación ciudadana en los debates del día en las polis a las que uno pertenece (en nuestro caso Colombia y Canadá). Nos tomamos en serio el valor de la palabra y de la retórica tal y como la ve la corriente socrática-aristotélica.

¿Por qué en facebook?

Porque el debate es público y es acá compartido con conciudadanos/as, incluso así no vivamos en Colombia en estos momentos.

Los escritos están ordenados desde el más reciente, hasta el más lejano.

No sobra decir que nuestra Maestría es en asuntos de filosofía política.

_______________________________________________________________
_______________________________________________________________

ESCRITOS

________________________________________________

¿Cómo nos vamos a reconciliar?

elespectador.com

La ingenuidad de esta Editorial de El Espectador radica en cuatro elementos:

a) Es bien, pero bien, tardía en un proceso que pudo haber generado unidad en vez de separación si quienes lideraron el proceso de parte del gobierno y las farc hubiesen sido menos arrogantes.

b) Santos está en el poder, y no se puede creer que estar en el poder es lo mismo que no estarlo.

c) El Espectador, y muchos otros medios poderosos, han generado ellos mismos las condiciones de polarización en su afán de crear una paz forzada, una polarización que ahora piden parar para reconciliarnos.

y, d) Piden una reconciliación una vez todos los procesos formales como el fast-track y demás han salido airosos, pero irrespetando y dejando de lado la opinión de mitad de los colombianos/as que ganaron el plebiscito de manera legal, justa y correcta CONTRA todas los pronósticos (incluyendo a El Espectador).

En conclusión:

Sí, en verdad, debemos preguntar a El Espectador, y en general a los que votaron “sí” y aprobaron todo a la fuerza:

¿cómo harán para reconciliarse con los colombianos/as que no les creemos?

________

Moisés Wasserman on Twitter

twitter.com

La paz en Colombia = el mamarracho de paz

________

14517533_10154619825728413_7620319123705299046_n

A buen entendedor, pocas palabras.

________

A Uribe lo mandan a que lo regañe el Papa, y no se deja; pero a Timochenko ni le preguntan sobre la persecución religiosa a la base del revolucionario marxista ateo!

Eso revela cómo se da la cercanía moderna entre el liberalismo —-y su neutralidad sobre la pregunta de Dios—- y el revolucionario, y su olvido de Dios.

Qué diferente la concepción de los clásicos griegos. Es allí donde se encuentran las bases de resistencia. Por no decir, una más honesta verdad.

 
________
 

La reunión Uribe–Santos–Papa, revela mucho de la relación entre la vida política y su necesidad de una íntima relación con una cierta visión de los dioses y su justicia.

Ese sí que es el verdadero dilema fundacional de la vida del ciudadano/a público/a.

Nadie ha expuesto esas conexiones mejor que el Profesor Thomas Pangle.

Las conclusiones son de una importancia filosófica vital. Hay dos tipos de vida. Esa es una.

________

Debo decir que la manera en que el pueblo colombiano no le ha dado problemas a este gobierno —gobierno tan pobre y poco querido— en cuanto a su poca elegenta refrendación tipo “fast-food” de la paz con las aún menos queridas farc, revela lo siguiente:

El pueblo colombiano es un pueblo que no merece sus dirigentes, menos dirigentes actuales como Santos y todavía menos futuros dirigentes como las farc. No salieron a bloquearle sus jugadas de póker en las calles. Lo dejaron hacerlo aunque muchos le dijeron a él y a las farc que no lo hicieran así. Nunca podrán decir que los bloquearon. Pero siempre podremos decir que su deuda es de las más altas; su deuda, la de Santos y las farc, ahora es INMENSA.

El pueblo colombiano, el del común –no el de estas élites ricachonas y de estas élites acostumbradas a las armas– es un pueblo digno, no se merece los dirigentes que tiene.

Y sí salen con más triquiñuelas, que se los hagan saber y los saquen del poder por la puerta trasera. Estaremos allí para abrirles la puerta trasera, y como dicen en inglés, decirles por sobrados y malencarados: “don´t let the door hit your ass on the way out.”

________

Qué ingenuos y, sobretodo peligrosos, quienes celebran el Fast-Track.

________

Nobel de Paz Fast-Track. Cuando el fin justifica cualquier medio. La paz anti-democrática.

(Uno no es kantiano, pero esta gente hace revolcar a Kant en su tumba)

________

Para los que celebran el Fast-Track.

________

La paz tipo “fast-food”.

________

La paz anti-democrática.

________

FARC-EP on Twitter

twitter.com

MUERE DICTADOR CASTRO.

Que se prepare Colombia para sus nuevos, comandantes, perdón, profesores de paz. Castro les enseñó la libertad. PLOP!

RESISTENCIA.

________

La esquizofrenia —es decir, “división en la mente”— de los admiradores de Castro es asustadora.

“Hizo mucho bien, pero lo hizo a través del mal.”

“Fue un gran defensor de la justicia, pero lo hizo a través de la injusticia.”

Con su esquizofrenia incoherente, usurpan los valores de la democracia para derrocarla. Esas son las incoherencias que han de enfrentarse sin miedo. Son incoherencias que cobijan, bajo el manto del poder omnipotente, su amor de dominio. Quieren ser, en el fondo, “comandantes”.

________

¿Cómo es nuestra educación actual?

Pinochet fue el peor dictador de la historia que gobernó por décadas por medio de la muerte; Castro fue el mejor revolucionario de la historia que gobernó por décadas por medio de la muerte.

Y luego se preguntan por qué gana Trump.

________

Excelente este video biográfico sobre el tirano Castro. Obviamente no indica que es un tirano. Pero lo mejor es que sintetiza la historia así: habla de la revolución cubana y luego se salta toda la historia hasta que Castro habla con Chávez. Los 30 o 40 años de dictadura, bueno, eso no pasó. lol

No, es que no hay derecho. Y el Espectador, qué periódico tan fuera de foco.

________

Trudeau’s humiliating truth, so far from earnest reality.

Interestingly, this reveals the divide within the Canadian psyche: a society which wholeheartedly loves the public sphere (e.g., health, education), AND wholeheartedly loves the private sphere (e.g., its economy, its laws, its families).

It loves one and the other, and can’t make up its mind, and uses one or the other to always portray itself as morally superior to many others.

When in Cuba, it loves the “public sphere” even if amongst dictators (e.g., Castro’s military nepotism ); when in China, it loves the “private sphere” even if amongst dictators (e.g., Tibet and Dalai Lama).

________

CityNews Toronto on Twitter

twitter.com

Because it is such “great” news in Canada, we shall repeat what we already posted:

Of course, because CUBA is such a great example of a democracy right?
For me, this more than anything else, truly exemplifies what the liberal mind is like in Canada. They love Cuba’s beaches (cheaper, an added benefit). Castro and Ché, idols of justice. No wonder Canada looks over their shoulder to the rest of Latin America. Specially. Mexico (though they will offer visa-exemption requirements, almost as a rebuff to Trump).


“If all of Latin America could just be more Cuban”, they think. No wonder Canada has never played a significant political role in Latin America; though it swears it does!
Perhaps it is just that Canada feels utterly alone —-given the pronounced role of its public system—- in the whole of America, and will thus seek ANY ally, however undignified.

________

Castro: “socialismo pa todos menos pa mi.”
________
Para los/las amantes de Castro. Lo que aman es alcanzar algún día ese poder.

________

PAZ VÍA CONGRESO

El “mejor” acuerdo, la peor paz.

________

Está buena la nueva frase para la paz en Colombia:

“El sí, o sí.”

Hay mucha, pero mucha, gente sedienta de poder en Colombia. Se les hace agua la boca. Pobre el/la colombiano/a del común.

________

¿Cómo hacerles entender que la paz a la brava será paz, pero a la brava?

________

¿Alguien me puede explicar por qué cárcel para este señor (Masa Márquez) —el mismo día en que se firma el “acuerdo de paz con las farc—– sí es muy bueno, pero no para los líderes de las farc?

O en otras palabras, ¿por qué con este señor sí sentimos que se ha hecho justicia y que ese sí es un asesino que debe ser castigado, y en cambio con las farc que han cometido crímenes de lesa humanidad, no? ¿Cómo generar las condiciones de paz de esta manera?

Yo he escrito con anterioridad sobre esto, pero si que me gustaría escuchar explicaciones.

________

PAZ VÍA CONGRESO

La paz en Colombia.

No entiendo. El Acuerdo se va a debatir en el Congreso, pero sin que se le pueda cambiar una sola coma. ¿Qué es lo que van a debatir? ¿Si quedó bien empastado?

¿Me puede alguien explicar?

________

Escucha uno a las farc y a Santos en vivo —y luego uno escucha a muchos otros— y sin duda Colombia ha perdido una oportunidad para acordar un futuro compartido. Lo pierde porque nadie sabrá nunca si en verdad la gran mayoría de los colombianos/as acordaron lo que el acuerdo acordó. Ese vacío es un vacío demasiado grande para construir una paz verdadera y duradera.

Pero tal vez vaya más allá. Al escuchar los discursos de las farc y de Santos resulta impactante un contraste fundamental. Mientras que las farc enfatizaron una y otra vez de “la diferencia”, Santos una y otra vez habló de “la unidad”. Así se implemente el acuerdo, pareciera que la visión moderna de la democracia necesita de una constante discordia para poder funcionar. Eso tiene implicaciones cruciales. Pero independientemente de ello, ahora sí —-pareciera—- se escuchará una gran discordia entre los colombianos/as. Y esa discordia no sabemos a dónde nos llevará como nación.

Surrealista.

(more…)

Read Full Post »

Reflections:  Aboriginals in Canada and Two Possible Meanings of “Discrimination” 

“So there is certainly no lack of activity in our little boat, but is there any purpose? Is the tall figure who may or may not be the Spirit of Haida Gwaii leading us, for we are all in the same boat, to a sheltered beach beyond the rim of the world as he seems to be, or is he lost in a dream of his own dreamings? The boat moves on, forever anchored in the same place.” (my emphasis: words of Bill Reid on his own sculpture, The Spirit of Haida Gwaii)

And there was always the wind ….. and sometimes …… sometimes ….. the wind brought good news, and sometimes …… sometimes ….. the wind brought evil.” (my emphasis: Taken from the first of Inuit Legends, CBC Aboriginal, “Inuit Journey”: link)

 ______________________________________________________________________________________________________

 Spirit of the Haida Gwai

The verb “to discriminate” has come to have a primary negative definition. Basically, very roughly, it means “to unfairly treat a person or group of people differently from the rest.“ Of course, for the negative definition to succeed, the emphasis must be placed in the “unfairly” or “unjustly”. This is the reason why we speak of “anti-discrimination”; we wish to correct a wrong. But, for sure, there is no negative discrimination simply by the fact of there being mere difference: that Canadians see themselves as radically different from Americans does not imply discrimination in the negative sense. Thus, difference does not always lead to discrimination; but difference which is the result of a certain grave and prolonged injustice, surely does. Slavery in the USA is one blatant example, the treatment of Aboriginals in Canada a parallel one.

The history of Canada´s First Nations is surely the result of an unjust and forced differentiation. It is not just based on the now oft-repeated problematic phrase “we are all different”; it is more based on the idea that “we are so different, that you and yours must cease to be.” If lucky enough to be spared death, the “other” must still be so assimilated that this “other” becomes nothing but a crippled “us”. Such historical triumphs are truly essential defeats. In this regard, educating ourselves about the history, the nature and the consequences of the current discriminatory relationship we have with Aboriginals is but the first step in ameliorating the pervasive and noxious effects multiple non-Aboriginal policies have had  over their destiny, their sense of self-worth, their linguistic identity, their territorial self-sufficiency and their potential for political empowerment (see latest interview by Judge John Reilly in CBC’s The Current: link, and very important previous interview as well). This includes, as we shall see, most poignantly the ESL setting. Why so? Because the language issue is perhaps at the core of the mode of forced assimilation, even annihilation which Aboriginals in Canada have had to face. Now, before proceeding and in order to be clear as to what we mean by Aboriginals, it is important to note that in 2011, 1,400,685 people in Canada identified themselves as Aboriginal: “4.3 percent of the total population of Canada: 851,560 were First Nations, 451,790 were Métis, 59,440 were Inuit. (p. 8 of the excellent First People’s Guide for Newcomers created by the City of Vancouver and which should be replicated in each Province and downloaded by all ESL teachers and students: link .)

Fortunately though, “to discriminate” does not possess this negative meaning alone. To discriminate CAN in fact be liberated from a sense of injustice, from the permanent presence of the pain –an absolutely understandable, yet unimaginable, pain– that accompanies prolonged suffering from wrong-doing. Why is this positive definition so important? For an identity built on an injury seems to us to remain unable to move; a healthy identity necessarily must somehow move beyond mere negation of itself and the injurer. An identity founded solely on the hatred of the occupier seems to us destined to fail. In this sense, it is of great importance to emphasize that “to discriminate” is also defined as the mark of someone who can “perceive the distinguishing or peculiar features of a given thing/topic”. A dictionary provides the following example: “the human eye can discriminate between very slight gradations of color”. Such a skill is truly unique, it may perhaps be among the highest. For it takes great sensitivity, imagination and most importantly, intelligence, to be able to see the whole of reality in all its color gradations. In photographic terms, few can see the shades of gray; few are like Ansel Adams.

Unfortunately, in the case of our relation to Aboriginals, this more positive sense of discrimination is for the most part lacking. We non-Aboriginals fail to see even what appears most evident. In the case of Canada’s First Nations, and Aboriginals generally, our eyes continue to be blind to a kind of devastating differentiation which we ourselves (the non-Aboriginals) have initiated and of which we continue to be part of. In these brief pages we seek to begin to shake ourselves free –so far as possible– from such damaging presuppositions, specially as they appear in the field of ESL. (more…)

Read Full Post »

COMENTARIO ACERCA DE LA SITUACIÓN DE SAN ANDRÉS Y PROVIDENCIA 

(LUEGO DEL FALLO ADVERSO CONTRA COLOMBIA POR PARTE DE LA CIJ)

MATADOR IMAGEN-12399996-2

 

Aunque llevo su nombre, no he tenido la fortuna de visitar nuestro hermoso archipiélago colombiano caribeño de San Andrés y Providencia. [1] Pero no tengo que conocerlo para poder sentir, como colombiano que soy, las serias dificultades en las que la decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) —Corte que no ha cumplido aún los 100 años de existencia dentro de la compleja y larga historia humana de instituciones políticas [2]—- ha puesto a los conciudadanos de nuestro departamento isleño. Como lo pone una columnista de la isla: “nuestras lágrimas se confunden con el mar”. [3] Las nuestras también; ellas se confunden con las aguas, hasta hace poco protegidas, de su mar. Sin duda alguna ningún ciudadano nicaragüense se ha visto así afectado. Y tan es así que parece hay poquísimas columnas nicaragüenses sobre el tema, con excepciones como la muy cuestionable escrita por el médico Mauricio Mendieta. [4] Tal vez sea porque, un poco injustamente (!), no he buscado con mucho esmero; pero sea como sea a la del doctor Mendieta regresaremos.

Y el golpe es doble, por no decir bajo. No sólo porque dicha decisión ha exacerbado/podría exacerbar aún más las tensiones al EXTERIOR con el mismo país Nicaragua (incluso algunos opinan, no sin razón, que también con Venezuela)[5] , sino —-más grave aún—– lo ha hecho, como veremos, al INTERIOR mismo de nuestro país. Ya el Presidente Santos, muy probablemente merecidamente/justamente, ha caído en los sondeos en más de 10 puntos. [6]

Pero además, y esto es de conocimiento de la CIJ  —–o debería serlo, ya que la CIJ es defensora, y debe ser ejemplo, del “deber ser”—– la decisión llega en momentos en que al MISMO tiempo y con gran coraje Colombia inicia un proceso de paz frente a la guerrilla de las FARC en Cuba luego de más de 60 años de violencia ininterrumpida. Ya los efectos en este sentido también se han hecho sentir; si antes de la decisión el optimismo ante el proceso de paz con la FARC llegaba a 41.6%, ahora lo hace tan solo al 25.7%. [7]

Por ello debemos preguntar: ¿acaso no comprende la CIJ los alcances de su “poder”? ¿Acaso esa comprensión no implica cierta postura autocrítica y prudencial? ¿O es que los criterios de justicia de la CIJ, para poder funcionar, deben recurrir a una cierta objetividad que sigue de cierta manera el modelo moderno de la ciencia, dentro del cual lo realmente importante termina, en últimas, siendo secundario? ¿Pero no sería esto extraño, a saber, que lo fundamental pasara a segundo o tercer plano? ¿Qué postura ante la cuestión de la justicia internacional permitiría semejante reversos? Por ejemplo, ¿acaso la problemática de la justicia es tan solo, o siquiera fundamentalmente encontrar el adecuado ratio entre “x” y “y”, a saber el 8 a 1 casi orgullosamente presentado por la CIJ en el caso en disputa como resolución al conflicto limítrofe? O más conceptualmente, ¿es acaso la justicia en su más fundamental concepción reducible a cuestiones de justicia retributiva? Pero, ¿no sabemos todos de memoria ya que la justicia también tiene que ver con aspectos distributivos, es decir, de meritocracia? Para ser claros, ¿no es por ello que Colombia se ha sentido vulnerada por una decisión que no corresponde a SUS méritos dentro de la región? Por ejemplo, ¿no ha sido Colombia clara en su protección de la Biósfera Seaflower declarada “por la UNESCO como Reserva (para la humanidad) en el año 2001 por sus ecosistemas terrestres, costeros y marinos; constituidos por manglares, pastizales marinos y arrecifes coralinos”, [8] a diferencia de los Nicaragüenses, uno de los cuales es el mencionado doctor Mendieta quien escribe:

“Simultáneamente a esa acción en la ONU, Nicaragua debe comenzar ordenadamente a otorgar concesiones pesqueras en la zona, así como también autorizar las muy importantes exploraciones petroleras en la zona.” [9]

O en palabras del columnista isleño Micky Calero, quien al preguntarse: “¿Qué va pasar con esa reserva ahora que la Corte Internacional de la Haya entregó parte de esa aguas a la nación de Nicaragua?”, se autoresponde de manera preocupante:

“… el Gobierno de Nicaragua …. ha expresado claramente al decir que como Colombia no quiso el petróleo, ellos sí. En una entrevista televisada uno de sus diputados lo expresó con esas mismas palabras.” [10]

Por ello volvemos a preguntar, ¿es la pregunta por la justicia reducible a cuestiones retributivas, la que pareciera ser la postura de la CIJ? ¿No es esto de entrada una cierta injusticia? A ello volveremos.

Pensadores políticos de incomparable altura como Aristóteles —-que no pertenecen a la “tradición” de la Corte— son claros al respecto: esa reducción es de hecho injusta/incompleta. [11] Estos pensadores que cuestionan inteligentemente “tradiciones” como las que se encuentran a la base de la CIJ  —que podría recibir el nombre de “idealismo moderno”, tradición inaugurada por Grotius y desarrollado  aún más por Kant— son recuperados de manera crítica en obras tales como la impresionante Justice Among Nations (Justicia entre las Naciones), co-escrita dialógicamente por los Profesores Pangle y Ahrensdorf. Su subtítulo es llamativo: “On the Moral Basis of Power and Peace” (“De la base moral para el poder y la paz”). [12] No recuerdo cómo se llamaban esos libros cortos que resumían las grandes obras clásicas en pocas páginas (¡por ejemplo, Don Quijote en 50 páginas!), y que eran  usados por estudiantes “con poco tiempo para leer” para poder pasar los exámenes. Todos los involucrados en esta crisis debemos buscar esos resúmenes con urgencia para este libro;  o, preferiblemente, leer el original. Ya volveremos a ello.

Pero de manera concreta y como lo indica críticamente en el mismo sentido el siempre agudo General colombiano Valencia Tovar:

“No me parece que la suerte de diferendos entre Estados y naciones deba dirimirse ante magistrados ajenos a las realidades de pueblos y circunstancias, que ni siquiera se toman el trabajo de visitar las áreas de conflictos bilaterales para conocer la idiosincrasia de los pobladores y compenetrarse con la realidad histórica y jurídica de los diferendos.” [13]

Si lo que el General indica es veraz, entonces nos cabe preguntar de nuevo: ¿no es esta postura en cierto manera un efecto del deseo de PURA objetividad que caracteriza a la CIJ como ente radicalmente moderno? Porque, ¿para qué adentrarse en las subjetividades de las partes en conflicto, si tenemos una especie de “manual”  —o peor aún un imaginario mental rígido incuestionable—- que hace caso omiso de estos elementos? Resolución retributiva = Nicaragua 8 – Colombia 1. [14] ¿Cómo lo sabemos? Midiendo (desde lejos).  Y, profundizando aún más en la misma línea, no en vano también preguntan muchos como el isleño Israel Jackson: ¿Cómo pretende la CIJ legislar de manera definitiva e irreversible sobre la Reserva de la Biósfera Seaflower –—que va mucho más allá de los intereses de Colombia y Nicaragua; va más allá de lo político y lo humano—- sin haberse “adentrado” en sus aguas? Porque debemos preguntar, ¿acaso la CIJ también tiene jurisdicción sobre los bienes naturales no-humanos?  Y si fuese así, ¿de dónde exactamente obtendría semejante  autorización de la fauna y la flora? ¿Acaso dicha fauna, dicha flora, han firmado algún contrato o tratado? [15]

Ahora bien, si las anteriores preguntas tienen algo de poder argumentativo y racional, entonces, ¿a qué tipo de justicia hace referencia la sentencia de la CIJ? Porque resultaría en verdad irónico que el objetivo de la CIJ, a saber “to settle, in accordance with international law, legal disputes submitted to it by States”,  (“resolver, de acuerdo a la ley internacional las disputas legales presentadas por Estados”) [16] fuese simultáneamente subvertido por la desestabilización de los Estados mismos que VOLUNTARIAMENTE y en buena fe recurren a su “sabiduría” por el BIEN de la comunidad de Estados Internacionales interesados en un mundo más seguro y pacífico. Y Nicaragua con su terrible historia fratricida, también sabe —-o debería recordar—– lo que está en juego al desestabilizar el proceso de paz colombiano con las, poco queridas y poco admiradas, FARC. Y si Colombia fuese  un poder nuclear: ¿qué peligroso sería su desestabilización, no es verdad? Repitamos: una CIJ sin Estados, pues resulta irrelevante. No en vano Colombia se ha retirado del Pacto de Bogotá. Y de manera similar, una isla sin un mar justo resulta pues un continente, pero pequeñito y en vía de extinción (!?).

O en otras palabras, todos nosotros colombianos recordamos las palabras de nuestro famoso entrenador de fútbol Maturana a las que hace alusión la caricatura de Matador con las que comienza este muy incompleto comentario: “Perder es ganar un poco”. [17] Pero perder en fútbol es una cosa, perder soberanía otra muy diferente, una pérdida peligrosa: sobretodo si una de las partes considera que luego de su buena fe —y con argumentos sólidos— la decisión ha sido desmedida, desproporcionada y/o equivocada; es decir, injusta. Y es que, como indicamos, el modelo de justicia de la corte no es el único que los seres humanos han imaginado a lo largo de los siglos. Porque de nuevo resultaría extraño que sólo desde los años 1940 —época del surgimiento de la CIJ—- realmente nosotros los humanos al fin entendiéramos lo que es la justicia. A manera de ejemplo, ¿no presupone esta ideología una subyacente visión progresista de la historia en la que concepciones anteriores son simplemente consideradas como obscurantistas, o incluso infantiles? Pero no, como dijimos hay otras concepciones, y con una tradición reflexiva que incluye nombres de grandes como Tucídides, Sócrates, Aristóteles, y Cíceron. Es a ellos a quienes debemos recurrir para tratar, no sólo de hacer entender a la CIJ su inevitable pero preocupante ceguera, sino también y mucho más importante para que como ciudadanos colombianos entendamos en dónde nos encontramos frente a estos hechos y qué argumentos podemos manejar en nuestra defensa. Porque si se los dejamos sólo a abogados “expertos”, en un lugar por allá llamado La Haya, ya sabemos cómo terminamos, no? Terminamos no en “La Haya”, sino en “la olla”. Es así como un jurista denunció que el 99% de nosotros los colombianos estamos en la penumbre frente a los eventos que implican la pérdida de nuestro territorio. !Inaudito! [18] En contraste, el modelo de justicia inspirado en la obra de Tucídides comienza precisamente desde polos opuestos directamente conectados, en parte, con la participación de los mejores ciudadanos en los temas de trascendencia de su nación. Tales pensadores cuya obra ha resistido los vaivenes de más de dos siglos:

“were ceaselessly preoccupied with demonstrating how their reflections necessarily emerged from, and were elicited by, the passionate concerns and questions of practicing statesmen and citizens.”  (“estaban incesantemente preocupados por demostrar cómo sus reflexiones necesariamente surgían, y eran generadas, por las apasionadas preocupaciones y preguntas de sus estadistas y ciudadanos activos.”) [19]

Nada más alejado de una concepción de la justicia como objetividad pura.

(more…)

Read Full Post »

One has the feeling that successful ——-yet now much more questioned —— President Santos, as well as newly elected ——-and now much more highly questioned—— Mayor Petro, should urgently and conscientiously be touched by the attitude and the words with which Churchill defeated Chamberlain. As he is said to have said. “Attitude is a little thing that makes a big difference”. For surely, as important as it is to be in the cover of Time Magazine for all of us, it is a thousand-fold more important to be in the time of one´s serious citizens; and surely, as important as it is to have great rhetorical skills for all of us, it is a thousand-fold more important to be with the words of one´s serious citizens. For it is truly not enough to say that terrorism will not triumph, for with each bomb terrorism does, IN FACT, kill. A citizenry must not be afraid of terrorists, though its leaders must be critical enough to understand that each bomb, and each future bomb —–specially given that there had not been bombs for what seemed to us bogotanos an eternity—- will remain with them forever. For it is one thing to be called upon to bring back the peace after almost ceaseless violence, and quite another to be called upon to preserve a peace already much secured. President Santos and Mayor Petro have been called upon, for the most part, to preserve the peace.

_______________________________

NOTE: AGAINST THE ANALYSIS BY THE GOVERNMENT, BY THE OPPOSITION, BY JOURNALISTS AND BY PEOPLE LIKE MYSELF, one should simply read this and TRY to remain silent for a while, even become a bit embarrassed: link

Read Full Post »

This content is password protected. To view it please enter your password below:

Read Full Post »

Older Posts »