Feeds:
Posts
Comments

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

ESCRITOS CORRUPCIÓN COLOMBIA 2017

 

(y su contexto)

 

 

*

 

 

 

El año pasado, el 2016, escribimos críticamente sobre el proceso de paz en Colombia, en particular antes y después del plebiscito que ganó el “no” contra todo pronóstico. Dicho resultado fue negado de manera anti-democrática y anti-ética. Ese es el contexto específico de los escritos que siguen a continuación.

 

Ahora, en el 2017, escribimos sobre la corrupción en Colombia. No es necesario ser un genio para ver la conexión entre la primera problemática y la segunda. Sin embargo, como se verá en los siguiente escritos, hay muchos que defienden la paz a como de lugar, incluso a través de medios corruptos. Consideramos también que los que creen ser los menos corruptos, pueden llegar a ser los más corruptos. Ahí el peligro omnipresente de la corrupción tanto privada como pública.

 

Afortunadamente, a diferencia de tantos columnistas y periodistas y demás personajes “importantes” de Colombia,  nadie nos ha pagado un peso por estos escritos. Tampoco nos han dado cargos o diplomas a través de ellos. Simplemente los hemos compartido, como los anteriores, en Facebook. Creemos que escribiremos menos y menos al respecto, simplemente porque creemos que escribiríamos palabras demasiado similares! Además sabemos que usted lector sabe mucho mejor qué hacer.

 

Escribimos en medio de circunstancias que algunos cercanos conocen, escribimos por amor a  Colombia y a Canadá; y sobretodo por el respeto y admiración a las palabras de Aristóteles acerca de la importancia de crear una ciudadanía ética y políticamente educada. Aristóteles, el modelo.

 

(Nota: Para tweets/tuits y columnas encontrarán el link, casi siempre, luego de una reflexión –—a veces corta, a veces larga (!)— acerca del tema.)

 

 

 

 

*

 

 

Osuna.

Screen Shot 2017-09-01 at 7.57.56 PM

____________

 

Nada como escuchar a un corrupto, pero poderoso, hablando de que en absoluto es corrupto.

(Pero bueno, eso lo escuchamos muchas, pero muchas veces, en nuestras vidas, de poderosos y nada poderosos.)

 

 

____________

 

 

El corrupto fiscal anti-corrupción mostrando orgulloso su libro. Clave para entender la epidemia de corrupción en Colombia.

 

 

____________

 

 

“La peste”.

Una nueva condena de la corrupción en Colombia. La primera vez que dejé a Colombia fue en 1986. Desde esa época no he escuchado sino lo mismo. Algo pasa en Colombia –en el modelo educativo y familiar— que la corrupción no se transforma. Y sobretodo algo terrible pasa en el modelo religioso; no podemos entrar en detalle acá al respecto, pero de eso estamos ya convencidos.

A título personal. Tengo un hermano que dejó Colombia en 1985; y dada su mentalidad mucho más canadiense, decidió NUNCA volver a Colombia. La corrupción es horrenda; y eso su cerebro lo sabía bien. Un canadiense ve con repudio TOTAL el “ser corrupto”, así en realidad haya –obviamente– cierta corrupción en Canadá también. El famoso caso de los pagos por parte de los Liberales en Quebec, para que Quebec no se separa de Canadá en 1995, son un caso evidente. Igual, a cada colombiano/a debe dolerle vivir día tras día —–hora tras hora— bajo la corrupción en los diferentes estamentos de la vida social: especialmente los familiares, educativos y religiosos.

Pero, aparte de eso, quisiera yo leer en algún lado cómo se transforma la corrupción. Es decir, ¿dónde más precisamente es que le enseñan a uno a no ser corrupto? ¿En la casa mientras se almuerza? ¿En la Universidad mientras se va a clase de xxxxxx? ¿En el Templo mientras escuchamos? No he encontrado una sólo columna al respecto. Ahhh, eso sí que no es fácil. ¿Por qué? Porque involucra mirar el alma humana, sus deseos; en especial el deseo de poder. Sobretodo el poder político, el poder sobre los demás, el poder para guiar a los demás como uno imagina deben ser guiados. El poder que se siente al guiar a los hijos/s, el poder que se siente al guiar a su “rebaño”, el poder que se siente al guiar a su pareja. En lo político, Chávez y Maduro buscan el poder, no por deporte, sino para guiar su país en el rumbo que su mente cree es el adecuado para todos/as. Y miren lo que ocurre, surge una tiranía incapaz de dejar el poder para poder aplicar sus sueños revolucionarios. La tiranía, la máxima expresión de la corrupción por el deseo de poder.

Desafortunadamente nuestra sociedad moderna occidental –desde Hobbes en particular— se autocomprende fundamentalmente a través del poder. Todo se trata de estar “empoderado”; empoderar a las mujeres, empoderar a las minorías. Todo es EMPODERAR. Por ejemplo, todos sabemos del poder que la modernidad ha usado contra la naturaleza a través de la ciencia y la tecnología. La ciencia nos permite DOMINAR la naturaleza al comprender sus leyes. Pero ese poder malhabido nos ha llevado a tal punto que la “extinción de especies” está a la orden del día. Y en el ámbito político la situación es mucho más compleja. No todas las sociedades se han comprendido políticamente y exclusivamente a partir del poder como guía del quehacer público. No, ciertas sociedades se guían por la noción de virtud. Quien haya leído a Confucio entiende por qué hoy en China Confucio ha regresado como guía vital de la sociedad ante los inimaginables y violentísimos descalabros comunistas de Mao. EL SABIO Confucio en Colombia: un hazmereír. Algo similar pasa con los griegos clásicos. Es por eso que una real transformación implicaría hacer unas muy incómodas preguntas, cuyas respuestas implicarían cambios serios en nuestra manera moderna de ver el mundo, de vernos a nosotros mismos (especialmente en el ámbito económico).

Un ejemplo de ello son las siguientes preguntas:

¿Es la vida política, la vida directriz de las sociedades y sus individuos, la más alta vida posible? ¿Es la vida pública –la dedicación a lo público, la entrega al servicio de lo público— el modelo para TODO otro tipo de vida? ¿No es este sacrificio por los demás, algo a lo que todos debemos aspirar, como normativo para el bienestar de todos? O en otras palabras, ¿qué fundamenta al poder para que no se corrompa? En Colombia parece que nada; ni la familia, ni la iglesia, ni la universidad. Nada.

La modernidad, y sobretodo la izquierda da como obvio que la participación politica –y entre más radical mejor— ES el camino. Por ello aquello de “la lucha por el poder”. Por ello grupos como las farc buscan dejar las armas, no para irse “a sus casitas”, sino para ahora sí conseguir el poder, pero por otros medios. Desean el poder para meterse en SU casita!! Y están preparados para ello, su cerebro no conoce de otra realidad. El poder y su consecución es su TODO. Allí radica lo más peligroso de una izquierda incapaz de verdadera y profunda autocrítiica, ya que muchos otros sectores de la sociedad no están indoctrinados en este deseo absoluto de obtener el poder público como misión vital. Y peor aún si este modelo se da en situaciones en donde el modelo religioso imperante es por natulareza anti-politico, el caso de catolicismo en Colombia: “al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.” Y cuando gente como Chávez/Maduro accede al poder, pues ya es muy tarde porque la población general no tiene cómo responder efectivamente. Piénsese en la violenta represión de las protestas pacíficas por parte de la oposición republicana en Venezuela. ¿La única respuesta? Una sumisa aceptación ya que el poder militar y político se han “hermanado” brutalmente contra sus otros hermanos/as.

Pero, es que la corrución no conoce de izquierdas o derechas o centros o ….. Por ello en Colombia hemos visto cómo la izquierda misma ha sido de las más corruptas! En Bogotá el exalcalde Samuel Moreno está preso, y claro, la izquierda antes que ver los peligros de sus posturas, simplemente se distancia de esas “manzanas podridas”. Fue Samuel Moreno,no fue el Polo. (Para no mencionar a Brasil y Lula, etc….)

En cambio, hay otras tradiciones políticas importantes y también poderosas. Entre ellas la tradición republicana. Desafortunadamente el llamado de la izquierda busca silenciar y ocultar dichas tradiciones que son su verdadero y poderoso contrapeso. Y son EL contrapeso contra la corrupción tanto pública, como contra la fundamental corrupción privada del alma. Y dentro de la tradición republicana, existe la tradición republicana clásica especialmente presentada por Aristóteles, siguiendo a Sócrates y el ejemplo que es su vida. No en vano Jenofonte llamó a Sócrates “el más justo de los seres humanos.”

¿En qué radica lo diferente de su posición?

En algo que parece increible, casi sin sentido, para nosotros los modernos. En que la vida política –la que guía todo quehacer dentro de la sociedad– NO es la máxima expresión de nosotros como seres humanos. De esto la izquierda no tienen la más mínima percepción; sería como quitarles el SENTIDO a sus vidas! La vida política republicana —de servicio a lo público— SÍ es de fundamental importancia, pero no es la cima del saber humano acerca de los fines que guían y deben guiar nuestro desarrollo emocional e intelectual como seres humanos. Al contrario, dicha vida política debe ser moderada y “sanada” —–sobetodo por aquello del “deseo de poder”, y de los sacrificios que debo realizar para su obtención— por medio de la vida filosófica que sí que capaz de cuestionar las presuposiciones que hacen PARECER que la vida política sea la máxima vida deseable ya que me permite poder SOBRE LOS DEMÁS! De esto la izquierda no tiene la más mínima idea. En eso radica lo peligroso de su forma de ver el mundo. Una vez en el poder, no pueden echar para atrás.

Al entender por qué la vida política está siempre tan cerca de la corrupción, tan dispuesta en muchos casos a la tiranía, tendremos una mejor comprensión de los motivos para la corrupción. A grandes razgos, uno podría incluso llegar a preguntarse ¿y qué tal que la corrupciòn sea un deseo de pago por los grandes sacrificios que yo he hecho por la comunidad a la que pertenezco? Es decir, qué tal que el alma corrupta en últimas se diga a sí misma. “bueno, me merezco estas coimas y estos dineros y esta paz, PRECISAMENTE PORQUE YO SÍ hice los sacrificios que otros no hicieron.” Y una vez que acepta, ya no puede parar porque para justificar su corrupción debe seguir “sacrificandose” y “sirviendo” a los demás!

Por ejemplo, no se cansa uno de escuchar en Colombia de parte de las farc cosas como:

“ahh es que usted si no sería capaz de vivir en el monte como nosotros los guerrilleros/as y nuestros fusiles. Nosotros nos sacrificamos como no ustedes colombianos del común —nos sacrificamos por 50 años repiten y repiten—- y POR ESO nos merecemos esta paz que Santos nos ha permitido negociar.”

Son sus “sacrificios” los que les garantizan a las farc en su cerebro decirse que se merecen el poder; son sus “sacrificios” los que los hacen arrogantes frente a los colombianos del común que no vivieron en el monte sino que hicieron empresa y familia, son sus “sacrificios” los que los permiten negar su crímenes de lesa humanidad y la necesidad vital de un arrepentimiento —–y de un tiempo para autosanarse—- ANTES de entrar a siquiera DESEAR gobernarnos! Sus sacrificios SON su preparación para la vida pública.

 

(more…)

Advertisements

Read Full Post »

Hoy me he enterado de la muerte del Padre Francis. Todos sabemos que un día moriremos, pero hay personas que uno cree, como viviendo una ilusión, que jamás lo harán. ¿Por qué esa ilusión? Porque deseamos que quienes son mucho mejores que nosotros sigan siempre vivos, porque son irrepetibles, porque son ejemplo. Y lo son, así no comulguemos con todo lo que creen e invitan a creer con amor y generosidad. Es por eso que, aún no creemos que el Padre Francis haya muerto. Pero sabemos, eso sí con seguridad, que toda su vida no fue sino la preparación para ese día final que ha llegado, preparación diaria que es el modelo de la vida benedictina. Porque es que el silencio benedictino habla claramente del silencio de la muerte. Francis va ya hacia el destino que escogió y ejemplificó.

Pero claro, no es tan ilusorio pensar que el Padre Francis no ha muerto. No, no lo es. Porque, en primer lugar, ahora aparecen noticias de su fallecimiento en las primeras páginas de todos los diarios capitalinos. ¿Más famoso para dónde? Y uno se imagina al Padre Francis riéndose desde los cielos de su fama porque es bien obvio que para el Padre Francis esa fama, esos aplausos, serían de muchísima menor importancia. Y eso es así porque la vida benedictina que nos enseñó no vive del reconocimiento público, y mucho menos del aplauso de los medios. Y si no me cree, sólo mire el look y “style” del Padre. ¡Úselo para una fiesta, a ver cómo le va! Pero, sea como fuere, esa fama nos permite mantener viva la ilusión de que no ha muerto. Así sea sólo momentáneamente. Sonreímos entre lágrimas.

Pero obviamente vive él de otra manera más poderosa y cercana, así nos haya dejado para siempre. Él vive porque hay cientos de exalumnos del CSC que no podrán olvidar su presencia, como tampoco los familiares y allegados de quienes somos sus exalumnos. Menos aún sus profesores/as. Ser sancarlista es algo particular; eso se lo debemos al Padre Francis y, en gran medida, a nadie más.  No más en mi familia, hemos sido cuatro —en diferentes generaciones— los que hemos pasado por las aulas  abiertas de esta institución reconocida. Y es que ninguno de nosotros exalumnos olvidará la sotana negra, ninguno olvidará esas gafas, ninguno olvidará su deambular por los corredores del CSC. Muchos, imagino, recordarán, largas charlas. Imposible olvidar su presencia: al principio con cierto temor de niños, luego con la total admiración de hombres. Y más que eso, no se olvidará jamás la convicción de un amor por Dios que es sano, natural y decidido. Y para eso más que palabras, mejor recordar sus “alborotadas” y extáticas tocatas del órgano del colegio en las misas principales. A tono personal, el también  profesor católico Charles Taylor, quien también nos enseñó mucho, habla mucho del poder de Bach. Sólo gracias a esas tocatas del Padre Francis pude entender a qué se refería. Dios hecho sonido por manos humanas. Conmovedor.

Pero claro, yo sólo puedo dar fe de mis recuerdos propios como exalumno; uno entre tantísimos.  Y estos recuerdos son de una muy alta particularidad. Seré lo más breve posible.

Cuando alguien parte de entre nosotros los vivientes, debemos intentar recordar y agradecer lo que esas personas nos dieron para vivir mejor, para desarrollarnos como seres, así terminemos en orillas muy diferentes por diferentes razones. En mi caso hay muchas cosas para decir. Pero debo resaltar al menos cuatro:

(more…)

Read Full Post »

Learning through the Internet has become one of its greatest advantages. One can learn no matter where one lives. One can learn no matter what one’s schedule. In this regard, one finds excellent websites such as Coursera, Kahn Academy, Lynda, Udemy,  and many others. We ourselves have actually done excellent courses both in Coursera (“Sustainable Development”) and Udemy (“Flying Drones”).

 

Another of these websites is The Great Courses which offers courses in multiple areas by excellent professors. But unlike, for example, Coursera –which is free—at The Great Courses one must buy them. They offer great sales, though; especially for the audio-only options. Coursera does have Forums, The Great Courses, does not.

 

But even more strikingly, this year The Great Courses has started offering a STREAMING SERVICE just like the already famous Netflix service for movies! This is available at THE GREAT COURSES PLUS website and relevant apps for tablets and smartphones.. (link)  You must add the “PLUS” to get to the correct website. For a modest monthly sum, you can take many of their courses. Moreover, they are currently offering a one-month free trial in which you can take any of the courses they offer! We were able to extend this offer to two months ourselves. The only disadvantage is that you must know English. Of course, learning a language itself has been made much easier by internet courses themselves! (For instance,  Mango’s special relationship to the Toronto Public Libraries.)

 

 

Unfortunately, we cannot go into details as to why we chose these courses, nor can we review them. Suffice it to say that they are all EXCELLENT. It bears emphasizing, though, that this kind of learning is especially beneficial for many learners who are independent and not so interested in learning for diplomas. For those who have actual diplomas from Universities, they represent ways to further enhance understanding. They truly allow for what is known as a LIBERAL EDUCATION, anywhere, anytime.

The following are the courses we finished in the last 3 months, organized into 7 general groups. Each “lecture” is about 30 minutes long.  (more…)

Read Full Post »

Reflections: TWOOK — “A Reflective Educational Experiment (in times of illness)” (FULL VERSION)

Read Full Post »

DIPLOMA COURSERA

Reflections: Political Thoughts on Sustainable Development (A Commentary on Professor Jeffrey D. Sachs’s Coursera course: “The Age of Sustainable Development”)

Having had the opportunity to start to undertake Professor Sachs´s quite informative and extremely educational course on Sustainable Development (SD) –now going into its 6th week— I would like to briefly express some of my concerns and questions regarding SD. Of course, as I read the Discussion Forums, many point to issues regarding the many factors involved in the implementation of the policies which SD allows us to better see and hopefully, to implement, specially in those cases of “poverty trap” in which the conditions are more troubling and recurring. No one wishes to live in inhuman hardship all his/her life; extreme poverty must be eradicated via a concerted effort, and by all ethical means available. In this regard, many of the now famous “TED talks” allow us to try to imagine the hardships and thus feel the importance of connecting lovingly for serious practical improvement: for example, TED talks by: 1) Bono, 2) Jacqueline Novogratz (specially the one regarding prostitution), and my two favorite, 3) Jessica Jackley, founder of KIVA  here , and 4) Bunker Roy founder of the Barefoot Movement here . Also, non-academic books such as The International Bank of Bob by Bob Harris, which tells the story of microfinancing success KIVA whose motto is tellingly “loans that change lives”, humble us and transform us in ways we could not even foresee. In brief, many are concerned, and rightly so, with practical issues. Many forum posts in this course come to mind in this regard. Let us just recall a simple one:

“Hello all peers,  My name is Abdikadir Daud from Ethiopian Somali region, I’m forwarding my thanks to the course   facilitator because I got extended knowledge from this course and I will transfer this skill to my communities .
Thanks
Abdikadir” ( here )

Abdikadir from Ethiopia, like many of us from around the world, wants to make a difference.

However, my questions proceed from a very different area. They pertain to philosophical questions, that is to say, they deal with the core concepts, formulations and assumptions which must be put forward in the case of any given approach to the complex political and economic reality in which we live. P. Sachs himself does not tire of saying that SD is not merely a PRACTICAL path to CHANGE the world, but also –and more importantly— a THEORETICAL path to UNDERSTAND the world (Lecture 1, Week 1; and beginning of 1st Google Hangout, here ). He even goes so far as to say that it is a NORMATIVE framework which means it involves certain moral presuppositions. These convey the limits, for instance, for all business practices; not everything that is legal should be done. (see, for instance, 2nd Google Hangout: Question No. 4, “On the role of regulation of business.”) Consequently, my main concern regarding the EXCELLENT lectures we have been fortunate to partake in, is to signal –however embryonically– to some of the more puzzling philosophical underpinnings underlying the Sustainable Development Movement. This means that, according to such a critique, it becomes extremely important to undergo a rational critique of the core concepts which guide the interpretative self-understanding of SD. I believe that training in the humanities (specially, political philosophy) alone provides the impulse to see the real importance of such a critique, a political/philosophical critique. I also believe that, given this theoretical inclination, few of our fellow Coursera virtual classmates will proceed to consider the rest of this –much longer than normal– post!

Obviously –though I have lived half of my life in Colombia (which exemplifies many of the problems P. Sachs speaks of, and MORE!) and the other half in Canada (which exemplifies many of the benefits of which P. Sachs speaks of, and MORE!)— we must immediately confess that we do not possess the intellectual capacity nor the global comprehension that somebody like P. Sachs allows us to perceive in each of his engaging video-lectures for the Coursera course. We are but learners, poor in understanding. Be this as it may, nonetheless we will venture to point to what I consider to be some extremely troubling silences and/or omissions which may make us –should make us– question SD forcefully.

Now, although I have already tweeted  to #susdev some general short questions, for instance: 1) “ #susdev Suppose we ALL were middle-income citizens of the world. Is that enough? Would our spirit not lose sight of what is MOST important?”, or 2) “ #susdev Isn´t there a rhetorical identification between “extreme poverty” and “poverty” which does not allow for a real critique of SD goals?”, still –as mentioned above– our concern in this post is somewhat more detailed or profound.

We could say that SD, in general —and Clinical Economics, in particular— could be giving us a “differential diagnosis” that may SEEM to point to the root cause of things, variable as they may be, but which may end up REALLY missing the CORE causes of the general “disease” with which some thinkers believe we are currently afflicted as moderns and post-moderns. And by missing some of the CORE causes, it might not be providing the best “medicine(s)” available/desirable. In the philosophical arena, the most radical critics in this regard would be those who follow Heidegger´s powerful critique of technology. Though extremely important, we shall not go into that camp here in detail.

Rather, using P. Sachs own clinical analogy, we can say that it is common nowadays to see traditional Western medicine incapable of treating complex diseases which do not have to deal with physical trauma or life-death situations. Chronic illness, such as different forms of arthritis/fibromyalgia, are a case in point. Of course, P. Sachs´s views seem to us to be much more akin to alternative medicine, in this respect. For one of the basic tenets of alternative medicine is that each patient is UNIQUE. So, each country, according to “Differential Clinical Economics” is likewise, quite UNIQUE. P. Sachs does not tire of saying that a holistic approach to the healing of poverty cannot be founded on a single linear conception of cause. Failing to understand this uniqueness may in fact worsen the situation beyond recovery. In medicine, one need only bring to mind the controversy over the drug Celebrex which not only did not actually cure your arthritis (it simply alleviated the pain), but actually –with certainty– damaged your heart! The history of many other drugs follows this pattern, unfortunately. In political life, the current political turmoil of countries such as our feverish neighbor Venezuela, may be thought to be something akin. As you will see, given the spirit of this post, one truly wonders what P. Sachs´s thoughts are on the current crisis in Venezuela, precisely because its regime claims to hold power for the poor. However that may be, P. Sachs —who also helped Bolivia during its feverish times— summarizes this view well:

“The modern doctor is expected to diagnose the specific causes of a specific patient’s illness and to offer a specific prescription that is accurately honed to that patient’s conditions and needs. The modern economist should do the same in diagnosing the persistence of poverty.” (our emphasis; Chapter 4: “Why Some Countries Developed While Others Stayed Poor, I. The Idea of Clinical Economics”)

 

Thus, one imagines that if P. Sachs himself were to fall ill, he would most likely search for an alternative medicine center rather than a traditional monolithic hospital built on unquestioned homogeneous forms of understanding, (or better yet, both if possible, for not all traditional doctors are self-enclosed and not all alternative doctors are truly open). The drama of the latest candidate for the Oscar Awards which deals with HIV/Aids –the compelling movie, Dallas Buyers Club—exemplifies all these tensions perfectly. For we, who have been sick, know well that the sick are among the poorest, mind you.

But, as you will see below, our critique could be said to involve a much more intense and alternative diagnosis than the one which P. Sachs offers. It would be an alternative to the alternative; but much more troubling. It would be an alternative that would show –if someday made fully explicit– that the alternative provided by SD is, in the end, really, really, not so much of an alternative except in the imagination, albeit with some crucial exceptions, among them, that of the eradication of extreme poverty itself. The idealistic overtones of SD would be seen thus to be constantly destabilized by the realistic peculiarities of localities, by a kind of non-Machiavellian political realism (i.e., much closer to Thucydides´s) and by certain “intractables” of human nature. Or to be less severe and less cranky (!) —for we know, as its students, that SD has partially succeeded IN REALITY through exciting models such as those of the Millennium Villages– one could say that the goals of SD, for instance, the Eight Millennium Development Goals (MDG´S), must be corrected with recourse to another tradition which not only sets the hierarchy of these goals aright, but also may add some which may have been altogether forgotten in SD differential diagnosis, however complete it claims to be. ( here )

(more…)

Read Full Post »

Filosofía política clásica; el modelo socrático y aristotélico como respuesta a las encrucijadas modernas.

El interés principal para esta propuesta de investigación ——como aspirante a su departamento——- es la de hacer una defensa profunda de lo que representa la filosofía política clásica como posible respuesta a la actual crisis del liberalismo moderno occidental. Dicha investigación se enfrentaría conceptualmente a los defensores del proyecto de la modernidad que buscan las condiciones universales para la defensa de nuestras democracias en una teoría comunicativa (Habermas), y a aquellas posturas que buscan hacer explícitas las condiciones fundacionales imaginarias e hipotéticas para una teoría de la justicia (Rawls). Por otra parte, aunque esta investigación ve la importancia del serio y profundo cuestionamiento radical a la razón moderna que plantean las obras de Nietzsche/Heidegger ——–que en su conjunto incluso llegan a cuestionar el proyecto occidental de racionalidad política fundado originariamente por Sócrates—– esta considera que la falta de una reflexión política sostenida permite a los neo-nietzscheanos post-modernistas (Foucault, Derrida) una ilusoria victoria conceptual que permanece incompleta, que es imprudente (en el sentido Aristotélico de phronesis), y que por ende es altamente peligrosa para la salud general de la comunidad política. En contraposición, afirmamos que es en la obra ético-política de Aristóteles que se da la máxima expresión de lo que representa la filosofía política clásica como contrapropuesta. (1)

Dejando de lado las múltiples interpretaciones que puedan haber surgido de Aristóteles, lo cierto es que al centro de la argumentación detrás de esta investigación radica una lectura que se funda en el pensamiento de Leo Strauss (y en particular, de su estudiante Thomas Pangle). En general el reto neo-aristotélico se ve enmarcado dentro de una tradición aún más amplia que se puede comprender hoy en día como la del “movimiento socrático”. Este movimiento de retorno retoma con seriedad el evento socrático ejemplar, a saber, el de la fundación de la reflexión filosófica de lo político por parte de Sócrates. Comprenden ellos que en efecto hay un segundo Sócrates que se ha distanciado de las presuposiciones apolíticas de los pre-socráticos, presuposiciones que llegaron a conformar la postura conceptual del primer Sócrates interesado exclusivamente en la pregunta por la naturaleza (physis). Esto es lo que es conocido como la “segunda navegación” de Sócrates (Fedón, 99c). Strauss lo resume así: “Socrates was the first philosopher who concerned himself chiefly or exclusively, not with the heavenly or divine things, but with the human things”; Strauss (TCaM, 13).  Es por ello que para lograr una real recuperación del reto del pensamiento político clásico se debe recurrir a la ya mencionada perspectiva que ve el debate antiguos-modernos como el conflicto fundamental para las aspiraciones de una verdadera filosofía política que tenga respuestas concretas, prudentes y sabias a nuestras crisis. (2) Sin embargo este retorno comprometido y serio al racionalismo de la filosofía política clásica tiene ya desde su comienzo diversas variantes interpretativas. Esto se puede ver claramente en la triple comprensión que se da de Sócrates por parte de Platón el filósofo dialéctico, por parte de Jenofonte el escritor militar y por parte de Aristófanes el comediante. La evidente tensión entre estas apropiaciones socráticas se ve claramente hoy en día en el contexto filosófico universitario en la medida en que Jenofonte no es considerado, como sí lo era en la antigüedad (por los romanos, por Maquiavelo, por Hobbes y por Shaftesbury), como un pensador digno de un estudio serio, profundo y continuado; sobretodo por la recuperación del valor de la retórica como lenguaje privilegiado de lo político. (3)

Ahora bien, la excepción a esta regla de exclusión silenciosa, es precisamente la propia tradición straussiana. Al recuperar la multiplicidad de lenguajes socráticos, y muy especialmente la obra de Jenofonte, la tradición straussiana gana una interpretación enriquecida de los clásicos, y en particular, de la obra aristotélica. El retorno recuperativo de la filosofía política clásica por parte de la tradición straussiana por lo tanto permite el planteamiento de preguntas olvidadas. Por ello a la base de esta interpretación surge la pregunta fundamental que el discurso filosófico moderno ha relegado al olvido, a saber, la pregunta misma de ¿por qué la filosofía? A la importancia de las preguntas heideggerianas tanto por el sentido del ser como por el “¿qué es la filosofía?”, se enfrenta una pregunta aún más fundamental y originaria en términos políticos. Es decir, el “qué es” de la filosofía sólo se puede comprender cabalmente una vez hayamos realizado una investigación prudente del “por qué” de la necesidad del filosofar dentro de la comunidad política. Leo Strauss ofrece cierta claridad acerca de esta pregunta que funda las posibilidades del saber filosófico una vez se ha liberado de su “amnesia” frente a la filosofía política clásica: “The philosophers, as well as other men who have become aware of the possibility of philosophy, are sooner or later driven to wonder, Why philosophy? Why does human life need philosophy? … To justify philosophy before the tribunal of the political community means to justify it in terms of the political community, that is to say, by means of a kind of argument which appeals, not to philosophers as such, but to citizens as such.” (mi énfasis) (4) Sin duda la academia, en gran medida, no ha escuchado este llamado. (more…)

Read Full Post »

Educación,  interculturalidad y estudios del lenguaje.

(Breve ensayo para posible concurso académico.)

Aunque son múltiples los senderos que podemos seguir para intentar esclarecer, así sea tan sólo inicialmente, la complejísima relación entre educación, interculturalidad y los estudios de lenguaje, escogeré enfocarme en aquellos senderos que he recorrido en mi proceso de aprendizaje investigativo. Pero antes de entrar de lleno en ellos deseo enfatizar que, dada mi experiencia vital integral, resulta claro que cualquier investigación de la tríada educación-cultura-lenguaje se verá infinitamente enriquecida  —y cobrará un sentido de realidad y veracidad particulares—- si se ha tenido la fortuna y la dedicación para integrar en la vida propia los siguientes cuatro elementos que giran en torno a la temática del lenguaje,  y que inevitablemente van más allá de la simple experiencia académica.

Estos cuatros aspectos que considero claves para una real comprensión de las dinámicas lingüísticas son: 1) el hecho mismo de aprender varios idiomas, lo que nos enfrenta directamente con las dinámicas del aprendizaje y sus particularidades individuales (en mi caso, aprendizaje del inglés, francés y griego antiguo; para no mencionar los desarrollos artísticos paralelos), 2) vivir por largos periodos de tiempo en la cultura misma dentro de la cual el lenguaje cobra su dinámica vital en tanto ”forma de vida” (en mi caso, ciudadano colombo-canadiense con títulos en ambos países y largos periodos de vida en sus diversas culturas, la latina, la anglosajona y la francesa de Québec), 3) el haber podido realizar una multiplicidad de lecturas académicas correspondientes a la temática en cuestión (en mi caso, i) la concepción de la dinámica lingüística a partir de la obra de Charles Taylor, y ii) la concepción —altamente crítica de la filosofía tayloriana— de lo que es una educación liberal fundada en la filosofía política clásica a partir de la reinterpretación de la vida socrática realizada por Leo Strauss y su estudiante Thomas Pangle),  y  finalmente, 4) la posibilidad diaria de enseñar/traducir  el idioma que buscamos comprender en su real y cambiante complejidad (en mi caso, enseñanza del idioma inglés por más de una década, y traductor oficial tanto en Colombia como en Canadá).

A mi modo de ver, al poder incorporar estos cuatros elementos vitales y conceptuales, logramos tener mejores herramientas ——herramientas más humildes y autocríticas——- para intentar siquiera entrar a considerar el enigma que es el lenguaje humano y su relación con la educación. Sobretodo, con respecto a la educación en el sentido griego liberal de las cosas y su postura crítica frente a la dominante, constantemente aplaudida y siempre solicitada sobre-especialización; sobresegura sí, pero muchas veces irrelevante y vacua. Porque parece que cada vez sabemos más en detalle, pero de lo menos relevante. Y porque es claro que la comprensión del lenguaje es inevitablemente, particularmente, el camino privilegiado para la auto-comprensión.

Dados los anteriores elementos quisiera simplemente enfocar la líneas de investigación que de hecho he realizado con respecto al lenguaje hasta estos momentos (¡interrumpidos por la aparición de la enfermedad y su particular lenguaje!), lineamientos sobretodo fundamentados ——a la manera de Aristóteles—— en la idea de que el ser humano es un ser, en parte, por naturaleza político. Es lo político lo que abre, sin lugar a duda, y de manera privilegiada, la particular triada educación-interculturalidad-lenguaje. O como lo dice el programa mismo de su facultad: “lo anterior nace del convencimiento de que solo a través del lenguaje se ejercen los derechos civiles y sin su manejo adecuado el ciudadano estará siempre sometido a la exclusión. “

¿Qué ejemplos dinámicos de interculturalidad podríamos mencionar, hablando concretamente de las investigaciones ya realizadas? Al menos, y de manera muy sumaria, los siguientes cuatro: (more…)

Read Full Post »

Older Posts »